Funcionario defiende haber compartido datos de miles de votantes en Texas


El director electoral de Texas defendió el jueves su decisión de darles a los fiscales una lista no verificada de 95,000 personas que presumiblemente no eran ciudadanos estadounidenses y que estaban registradas en el padrón electoral del estado, la cual incluía erróneamente a mucha gente que se naturalizó antes de votar.

El secretario de Estado David Whitley evadió duras preguntas de los legisladores de Texas sobre si su oficina cometió errores, en sus primeros comentarios públicos desde que en enero su oficina cuestionó la ciudadanía de decenas de miles de votantes desde 1996. Se dijo que casi 58,000 de esos electores sufragaron al menos una vez, pero esas cifras rápidamente fueron puestas en duda, reseñó AP.

En cuestión de días, funcionarios locales concluyeron que la lista incluía erróneamente a numerosos ciudadanos naturalizados, lo que generó críticas de los demócratas y de activistas por los derechos de los hispanos de que había habido intentos de supresión de votos y desató otra acalorada batalla por los derechos del electorado en Texas.

TE PUEDE INTERESAR: Tragedia en Brasil: 10 muertos en incendio en complejo deportivo de Flamengo

“De buena gana aceptaré ante ustedes que siempre podemos mejorar el proceso”, dijo Whitley. “Pero los datos son lo que son, y tenemos confianza en que fueron los mejores que pudimos obtener”.

El gobernador republicano Greg Abbott nominó a Whitley en diciembre, pero aún falta que el Senado estatal lo confirme. Se le preguntó por qué su oficina le entregó inmediatamente las cifras al fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, y respondió que quería que la información estuviera “en manos de alguien que pudiera hacer algo con ella”.

Según AP, tres días más tarde, Paxton envió un correo electrónico de recaudación de fondos de campaña a sus partidarios con el título: “Alerta de fraude de votantes”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+