MACABRO: Descubre infidelidad y desata venganza infernal

Venganza infernal por infidelidad: Obligó a su esposa a la peor atrocidad, está acusado de cargos contra ella y por el asesinato del amante.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Video MH / Foto Comisaría de New Hampshire
  • MACABRO: Descubre infidelidad y desata venganza infernal.
  • Un esposo en New Hampshire se vengó de su esposa infiel y el amante de ella de una forma atroz.
  • Lo asesinó y la obligó a ella a descuartizarlo y decapitarlo. 

Los celos destados pueden ser un arma mortal. El orgullo herido muy caro de pagar. Y en este caso, Armando Barron, además, le sumo aquello de que la venganza es un “plato que se come frío”.

Los horrendos detalles de lo que hizo estaban contenidos en una orden de arresto para una pareja de New Hampshire. Eran Armando y su esposa Britany.

Ambos, Armando Barron, de 30 años, y Britany Barron, de 31, están acusados ​​de asesinar a Jonathan Amerault, de 25 años. Pero los detalles del porqué y el cómo son lo realmente macabro.

Britany confesó todo después de que oficiales de conservación de la vida silvestre la encontraron en el campamento donde supuestamente su esposo le había ordenado que se deshiciera del cuerpo de Amerault… o lo que quedaba de ello, puesto que lo encontraro decapitado.

La mujer salió de detrás de la tienda, y se dieron cuenta de que tenía los ojos negros de moretones y golpes en el cuello. Ajenos todavía a lo que sucedía, le dijeron a Britany que debía irse de allí, puesto que ellos estaban respondiendo a la denuncia de unos cazadores sobre un campamento ilegal, nada más.

Pero, entonces, Britany Barron les dijo: “Estoy en un gran problema”. Y procedió a contar lo que había pasado con todos los detalles espeluznantes.

Resulta que Britany Barron tenía un amante. Le era infiel a Armando Barron con Amerault. Y el esposo lo descubrió. Herido en lo más profundo y poseído por la ira de los celos destados, Armando decidió vengarse de la forma más espantosa.

Britany contó en su declaración a la policía que su esposo revisó su teléfono y descubrió su aventura con Amerault, que era su compañero de trabajo en una empresa de dispositivos médicos en Jaffrey.

Entonces se desató el infierno.

Venganza infernal por infidelidad: Obligó a su esposa a la peor atrocidad
Venganza infernal por infidelidad: Obligó a su esposa a la peor atrocidad. Armando y Britany Barron. Foto: Comisaría de New Hampshire

Venganza infernal por infidelidad: Obligó a su esposa a la peor atrocidad

Armando Barron se enfureció, y la golpeó en la cara y la cabeza y la dejó con dos ojos negros, la nariz ensangrentada y un diente partido. Después, le puso una pistola en la boca, rodeó su cuello con las manos y la estranguló hasta que se desmayó.

Pero eso no fue todo. Barron fue mucho más allá.

Más tarde esa noche, usó el celular de su esposa para enviar un mensaje de texto a Amerault y citarlo en un parque. Annett Wayside Park en Rindge.

Y acudieron a la cita Britany y Armando. Ya en el parque, el esposo golpeó brutalmente a Amerault y, luego, trató de obligar a su esposa a dispararle o aplastar la garganta de su amante con su pie hasta la muerte.

Pero Britany se negó y Armando Barron resolvió las cosas a su manera.

Armando apuntó con su arma a Amerault y le dijo que se subiera a la parte trasera de su auto. Britany se sentó en el asiento del conductor del automóvil de Amerault y Armando en el asiento del pasajero.

Armando se dio la vuelta y luego se escucharon tres disparos. Dos balas alcanzaron el pecho de Amerault y una tercera le dio en la cabeza.

Lo baleo tres veces y lo mató allí mismo.

Armando le dijo a Britany que regresara a su casa en Jaffrey y empacara para un viaje de campamento.

Britany condujo el automóvil de Amerault a más de 200 millas al norte de Errol con el cuerpo de Amerault en la parte trasera del automóvil, mientras Armando la seguía en su Jeep.

Según la orden judicial, Armando Barron ordenó a su esposa que llevara el cuerpo de su amante a un campamento cerca de Errol donde habían estado muchas veces. “Él le dijo a Britany Barron que una vez que saliera el sol a la mañana siguiente, la perdonaría”, dice la orden.

Pero no iba a ser tan sencillo obtener su perdón. Tenía una condición.

Venganza infernal por infidelidad: Obligó a su esposa a la peor atrocidad

Britany Barron afirma que Armando la hizo cortar la cabeza de Amerault, y después la enterraron en el suelo del campamento, bajo la tierra.

Y Armando tenía más en mente. No contento con eso, quería cavar una tumba para enterrar el resto del cadáver del amante. Armando planeaba conducir hasta Keene y enviar mensajes de texto desde los teléfonos de Amerault para despistar a cualquiera que buscara al joven, dijo Britany.

Pero recibió una llamada de que la policía los estaba buscando a él y a Britany y regresó a la casa, pero antes le pidió a su aterrada esposa que se deshiciera del cuerpo antes de regresar, dice la orden.

Resulta que un grupo de cazadores que revisaban cebos para osos denunció un campamento ilegal en Atkinson y Gilmanton Academy, y eso, unido con la denuncia de desaparición de su hijo que había hecho la madre de Amerault, resultó clave para descubrir todo.

La madre de Amerault había alertado a la policía de que estaba desaparecido después de que había faltado al trabajo un lunes, y sus colegas de Teleflex dijeron a los investigadores que la compañera de trabajo con la que parecía tener una aventura, Britany, tampoco se había presentado.

Venganza infernal por infidelidad: Obligó a su esposa a la peor atrocidad
Jonathan Amerault, Foto de Twitter

Venganza infernal por infidelidad: Obligó a su esposa a la peor atrocidad

De ella sabían que había llamado sin trabajo ese lunes y dijo que iba a encontrar un nuevo trabajo, según la declaración jurada de un detective de la policía estatal. Los chismes de la oficina decían que Amerault y Barron tenían una relación sentimental, aunque Barron estaba casada.

Uno de los amigos de Britany Barron le mostró a la policía de Keene una serie de mensajes de texto preocupantes. Los mensajes decían que comenzaría de nuevo en Nuevo México y que no podría ver a sus hijos.

Mientras tanto, los oficiales de conservación de vida silvestre, escuchaban lo que les contaba Britany Barron estupefactos. Descubrieron  una lona en el arroyo, envuelta alrededor de lo que parecía un cuerpo…  llamaron a la policía estatal y esposaron a la mujer.

Bajo otra lona en el campamento, los oficiales encontraron el Subaru gris de Amerault. Un policía estatal se metió en el arroyo para ver el objeto en el agua. Cuando movió la lona, ​​la sangre comenzó a teñir de rojo el agua.

Llegó un médico forense y quitó la parte superior de la lona. Había un cuerpo envuelto en la lona y le habían cortado la cabeza.

Armando Barron fue arrestado cuando aparentemente intentaba escapar con su hija de 9 años. Está acusado de homicidio capital, encerrado sin derecho a fianza, y su esposa está acusada de alterar pruebas.

Cuando ella fue a la corte, se la veía muy golpeada. Su abogado, Richard Guerriero, adujo que todo lo que hizo fue “bajo coacción” y que debería ser liberada bajo arresto domiciliario.

“Hablando claro, ella ayudó a resolver este crimen”, dijo el abogado al juez, según el New Hampshire Union Leader.

Sin embargo, el fiscal Scott Chase pidió que permanezca encerrada. “Ella cooperó después de que la atraparan”, le dijo al juez.

Gracias por leer nuestra nota de Curiosidades del día, ¡te esperamos mañana con otra historia increíble!

Continua artículo relacionado