Honduras utiliza MAIZ y Catracho como cura contra el coronavirus y causa polémica (VIDEO)

  • MAIZ y Catracho, nueva cura contra el coronavirus en Honduras
  • Gente confunde tratamiento con el alimento del maíz
  • Critican que uso de medicinas es mediático

El maíz, alimento básico del hondureño desde los tiempos de los mayas, tiene ahora en la medicina una nueva “variedad”, la “MAIZ”, una terapia que, con la de “Catracho”, son una esperanza de vida para los que recién han contraído la coronavirus (Covid-19), enfermedad que desde marzo ha causado 248 muertos en Honduras, pero que se vislumbra como una nueva cura.

“El ‘MAIZ’ es un conjunto de medicamentos que se han planteado como fármacos de la primera línea del manejo de la Covid-19. Esto surge a raíz de muchos estudios internacionales, principalmente en España Italia y Francia”, dijo a EFE su principal impulsor de la fórmula en Honduras, el médico internista Omar Videa.

Agregó que los estudios en esos países europeos se comenzaron a implementar luego de conocer la base de por qué se daba esta enfermedad, cómo tenía diferentes reacciones en el organismo y cómo evitar las complicaciones.

El gobierno ha comenzado a distribuir paquetes en la población, actualmente dispone de 160 mil tratamientos y ya se distribuyeron los primeros 22 mil paquetes en medio de una controversia sobre si es verdad que cura el Covid-19 o solo es un negocio, por lo que miles de personas lo han cuestionado en redes sociales.

Cura maiz coronavirus Honduras Covid-19 Catracho

Desde que en Honduras se confirmaron los primeros dos casos de contagio con coronavirus, en dos mujeres que llegaron procedentes de España y Suiza, los hondureños han tenido un bombardeo de información y opiniones de diversas fuentes públicas y privadas, muchas de profesionales de la medicina.

Eso ha provocado incluso confusiones entre enfermos y sanos que, además de lo que escuchan por los medios tradicionales de prensa, se vuelcan a leer lo que dicen redes sociales y otros sistemas de comunicación, restando credibilidad, en gran medida, a las cadenas de radio y televisión, diarias, del Gobierno, para dar a conocer la cifra de muertos y contagiados, entre otras cosas.

En esa confusión no han faltado personas, de bajo nivel educativo, que asocien en alguna medida la terapia MAIZ, con el maíz, el grano que es alimento básico de los hondureños.

Videa explicó que la “fórmula” sigla de “MAIZ” son cuatro medicamentos: Microdacyn, Azitromicina, Ivermectina y Zinc.

La terapia MAIZ va dirigida “a las personas que inician desde el primer momento con los síntomas, es un tratamiento domiciliario, hay personas que tienen los síntomas y por incapacidad o la falta de pruebas que nosotros contamos en el país, no podemos estar esperando un resultado para poder iniciar el tratamiento”, indicó Videa,

Además, recalcó que MAIZ es un tratamiento médico para el coronavirus, pero “no es ningún tratamiento preventivo”, sino que identifica los síntomas del paciente.

Al iniciar temprano la terapia con MAIZ, en 48 horas se puede evaluar la ausencia de los síntomas iniciales, lo mismo que con otras personas que están sin síntomas y que, por alguna circunstancia, estuvieron en contacto con algún sospechoso o con un confirmado de Covid-19.

Según Videa, entre el 30 y 50 % de la población hondureña va a pasar a ser asintomática, pero eso no significa que no pueda transmitir la enfermedad. De hecho, no hay diferencia entre el que tiene síntomas y el que no tiene para transmitir la Covid-19.

“Entonces, ante esa población también se ha planteado que pueda dársele el tratamiento que le baje la carga viral y que tenga la capacidad, porque los estudios iniciales nuestros reflejan los siguiente: un paciente con coronavirus tarda cuatro semanas aproximadamente en hacer negativa su prueba, o sea en hacerle una prueba PCR”, dijo el galeno.

Añadió que el PCR es una prueba diagnóstica, mediante la que se obtiene un fragmento del virus, que puede eliminarse normalmente a las cuatro semanas.

A partir de los casos iniciales vistos en Honduras hasta ahora, señaló Videa, el virus “se ve eliminado a los nueve días, prácticamente a una semana del inicio del tratamiento”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+