Curioso: Curación milagrosa confirmada por la Iglesia

  • Curación milagrosa confirmada por la Iglesia Católica.
  • Marion Carroll se curó por completo de la esclerosis múltiple.
  • Sucedió en el santuario de Knock, en Irlanda, en 1989, pero la Iglesia lo confirmó en septiembre de 2019.

Marion Carroll sufría esclerósis múltiple, una enfermedad degenerativa grave que tiene el peor final por las complicaciones asociadas. Pero sucedió algo realmente milagroso que cambió su vida y la de muchos otros.

Marion Carroll no tenía buen pronóstico médico, de hecho, su enfermedad la llevaría a una muerte lenta y dolorosa. Corría el año 1989 y decidió jugar una última carta… no tenía nada que perder.

Hablando al Servicio de Noticias Católicas desde su casa en Athlone, Carroll recordó que aquel día la llevaron en camilla hasta el santurio de Knock, en Irlanda.

Estaba completamente paralizada, tenía incontinencia doble, estaba ciego en un ojo y tenía muy poca vista en el otro ojo, no podía comer bien, no podía hablar bien y tenía epilepsia.

Sus riñones estaban tan infectados que cuando la enfermera vació la bolsa de orina que ella llevaba adosada a su cuerpo, había sangre y pus en ella.

Sentía que se moría.

Por eso, cerró los ojos y se entregó a lo que viniera. Ya no aguantaba más. Llevaba 17 años luchando contra la enfermedad.

El obispo O’Reilly la bendijo con la custodia mientras yacía en su camilla, como a otros enfermos que habían acudido al lugar en busca de una sanación, una mejora o un poco de consuelo.

“Cuando él me bendijo, tuve esta hermosa sensación, fue una sensación magnífica, y luego una brisa susurrante que me decía que si se abría la camilla podía levantarme y caminar”, dijo Carroll.

Marion era mucho más joven en aquel momento. Una madre joven y voluntariosa en sus 30.

Después de la misa, la llevaron, todavía en la camilla al centro de descanso y cuidado de San Juan en Knock.

Ella pedía, ante el asombro de las enfermeras y los médicos, que la dejaran bajar de la camilla. Una enfermera accedió para que se quedara tranquila.

Y ante todos, aquella mujer que ya moría, que estaba deshauciada y terminal… puso sus piernas en el suelo.

“Me levanté y ni siquiera me sentí rígida” dijo Carroll. Llevaba años sin moverse y sin hablar. Pero, de pronto, podía sostenerse, conversar y utilizar sus brazos sin problemas.

“No fui a Knock aquel día buscando una cura”, dijo al Irish Independent.

“Había gente allí perfectamente saludable, pero llena de ira, resentimiento y celos, ¡ellos estaban enfermos!. Yo tenía un esposo maravilloso, dos niños preciosos y mucho amor. Tenía lo que todo el mundo desearía. Lo único que me faltaba era la salud”.

La Iglesia Católica de Irlanda confirmó que Carroll experimentó una curación completa de todos sus síntomas en el santuario de Knock en septiembre de 1989.

La cura de Marion Carroll hace 30 años es la primera curación oficialmente reconocida asociada con el santuario mariano nacional de Irlanda desde una aparición presenciada por 15 personas allí en agosto de 1879.

“Sin duda, hubo una curación, una cura de la enfermedad que asedió a Marion durante varios años”, dijo el obispo Francis Duffy de Ardagh públicamente a su congregación en septiembre de 2019.

Carroll, su esposo Jimmy, sus dos hijos y cinco nietos estaban presentes aquel día.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+