¿Sintiéndote culpable? Cómo darle a estas emociones una buena patada en el trasero

La culpa es un sentimiento que nos hace sentir remordimiento, pero no siempre debemos sentir esta sensación debido a que pasa con (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Con las responsabilidades diarias con el trabajo, familia y el cuidado personal, a menudo nos encontramos con sentimientos de culpa, frustración, sobrecarga y somos completamente duras con nosotras mismas por no completar todo. Las presiones diarias pueden hacernos personas imperfectas que no tienen un comportamiento perfecto con nuestra persona y hacia otros. Como resultado de esto, dejamos que la autocrítica negativa nos abrume, causándonos sentimientos de culpa todo el tiempo.

Aunque es útil sentir culpa por algo que hiciste y dañó alguien para que así puedas trabajar y hacer las paces, la culpa no es útil cuando es activada por las preocupaciones de lo que otros pueden pensar de ti. Patricia Farrel, PhD, una psicóloga clínica y autora de How to be Your Own Therapist, A Step-by-Step Guide to Building a Competent, Confident Life, dijo en una entrevista con WebMD que:

La culpa es más frecuente en ciertos individuos

Mujer sintiendo culpa
Shutterstock

“Los individuos tímidos e inseguros tal vez sean víctimas del exceso de culpa y del constante “pensándolo bien”  de sí mismos y sus acciones”. “La gente con desorden de personalidad obsesiva compulsiva u obsesiva o con estos rasgos en sus personalidades, también son propensos al exceso de rumia con respecto a sus acciones y  a aumentar su grado de culpabilidad. Lo más preocupante es el hecho de que la culpa puede ser tóxica para el cuerpo, y la negatividad crónica puede incluso conducir a las enfermedades.

Así que, ¿cómo te deshaces del monstruo de la culpa? Normalmente reconociendo que estás tratando de hacer las cosas lo mejor posible y seguiendo adelante con una actitud positiva. El perdón es la clave para permitirte hacer progreso. Cuando no te perdonas, no eres capaz de perdonar a otros. Aquí hay unas cuantas formas directas de llevar una vida saludable libre de culpas.

No se puede cambiar el pasado

Shutterstock

Por un lado, como Psych Central dice, debes aceptar que no puedes cambiar el pasado. Lo que está hecho está hecho. Pero puedes aprender de él. Deja de pensar debí de o no debí de hacer eso. Eso no va a ayudar. Sé proactiva con respecto a la situación y discúlpate, o compensa el comportamiento inapropiado en el momento oportuno, pero luego déjalo ir. Obsesionarte con ello, sin ningún comportamiento compensatorio, solo alimenta al monstruo hambriento de la culpa.

Otra forma de liberarte de la culpa es expresando tus sentimientos en un diario. De hecho, trabajar tus pensamientos en papel es como una autoterapia. Después de eso, te sentirás liberada de una gran carga, especialmente si estás muy avergonzada o molestSentia para dejar que los demás se enteren o hablar de ello. Finalmente, como Mind Body Green informa, si eres una mamá y te estás sintiendo culpable con respecto a tomarte un “tiempo para mí” para ir al gimnasio, quedarte tarde en el trabajo, meditar, ver a tus amigas o salir de compras, solo recuerda que necesitas este tiempo para ti para que puedas estar al 100% con ellos. Concéntrate en el tiempo de calidad que pasas con tus hijos, no la cantidad de. Y di adiós y deshazte de una vez por todas de la culpa innecesaria.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado