Cuánto cuesta criar a un hijo en Estados Unidos (VIDEO)

blank
blank


Aunque realmente ningún gasto es innecesario para garantizar el bienestar de tus pequeños, te has preguntado ¿cuánto cuesta criar a un hijo en Estados Unidos?

A los hijos los vemos a través de las emociones, y generalmente ningún gasto para ellos nos parece suficiente. Sin embargo, se ha dicho que cuando los hijos llegan a los 18 años en Estados Unidos, ya han costado tanto como una casa.

Según un estudio del sitio web de finanzas personales NerdWallet, uno de los años de mayor gasto es el primero y es precisamente el que más pasa desapercibido para los padres.

TE PUEDE INTERESAR: Descubre cómo envolver los regalos de Navidad casi gratis (VIDEO)

El análisis concluyó que en un hogar con ingresos de 40 mil dólares se gastan alrededor de 21 mil los primeros 12 meses del hijo, mientras que en aquellos donde se gana alrededor de 200 mil, el costo puede llegar a 52 mil dólares.

Cuando en el estudio se pidió a los padres una cifra aproximada de gastos desde que nació el bebé hasta que cumplió el año, todos dijeron que habían gastado de mil a 5 mil dólares.

blank

Ese pequeño ser enrollado en una cobija, representará alrededor de los 233 mil los próximos 18 años, según indicó el Departamento de Agricultura (USDA) el año pasado.

Conocer los números te permitirá controlar mejor tus costos. El USDA asume que hubo gastos de cuidado de niños y de educación, por ejemplo, y la cifra citada es para una pareja de medianos ingresos con dos hijos.

Si bien hay quienes tienen seguro que cubre los gastos hospitalarios y un familiar que le cuida a los niños, siempre hay gastos que incluir. Pero sigue leyendo, porque seguramente no habías pensado mucho en algunos de estos costos.

Vivienda, el costo mayor

La vivienda es lo más costoso. Los gastos incluyen pagos de hipoteca o alquiler, impuestos, reparaciones, seguros, servicios públicos y todas las ‘cosas’ que compras para tu hogar.

Estos gastos representaron el 29 por ciento del precio del niño. Claro que si tienes más hijos, no duplicarás ni triplicarás los gastos de un niño, porque muchos de los bienes son compartidos. Puede que tengas que añadir un dormitorio extra, pero no una cocina o sala de estar.

Naturalmente, hay que dividir los gastos de vivienda por el número de personas en el hogar y considerar que el uso de estos recursos no es igual entre los miembros de la familia. Por ejemplo, un bebé no consume la misma cantidad de agua que un adulto.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank