Crucifijo gigante atrae a cientos de fieles al helado lago de Michigan

Luego de cuatro años, un objeto gigante se dejó ver en un popular lago de Michigan. El hielo no permitía que se visualizara el fondo del pozo, pero al revelarse nuevamente cientos de personas acudieron para ser testigos del hecho.

Alrededor de 1,200 turistas viajaron a la ciudad de Petoskey para ver una estatua gigante de Jesucristo en el fondo del Lago Michigan.

crucifijo michigan

ViralHog.com

Según medios locales, se trata de un crucifijo de 11 pies, elaborado en mármol y con un peso de aproximadamente 1,850 libras. Además, presenta una escultura de Cristo en tamaño natural.

Tal y como pasó en años pasados, no había ninguna garantía de que los visitantes pudieran ver la cruz debido a que toda la bahía se encuentra congelada, por lo que algunos trabajadores de la zona rompieron la superficie helada del lago, con la esperanza de que los creyentes lograran visualizar el crucifijo sumergido.

Te puede interesar:
Tiroteo en el Downtown de Denver deja cuatro víctimas

Según la revista digital Inside Edition, el símbolo religioso se fabricó en Italia en 1956, encargado por una familia luego de que perdieran a su hijo de 15 años en un accidente. Al recibir la noticia de que la estatua no estaba en las mejores condiciones exigieron una nueva.

El símbolo descartado fue adquirido tiempo después por un miembro de un club de buceo local que lo colocó en el fondo del lago Michigan en memoria de un buzo que se ahogó en el cercano Lago Torch.

Desde entonces, tanto para lugareños como turistas, la estatua se ha convertido en un santuario para honrar a aquellos que han perdido la vida en el agua.

La primera exhibición pública tuvo lugar en 1986. Se cree que es la única estatua de su tipo en el mundo que está sumergida en agua dulce.

Cada año, la revelación de este crucifijo gigante atrae a fieles de todo Estados Unidos.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+