Crónica: “Yo quiero que toda mi familia sepa sobre esto”

  • Crónica: “Yo quiero que toda mi familia sepa sobre esto”.
  • El policía tuvo que pedirle que tuviera cuidado y no le fuera a pegar.
  • Cada fin de semana la historia se repite, pues hay gente que al parecer no entiende de ninguna manera.

Se les ha advertido una y mil veces, tanto en inglés como en español, pero parece que siempre hay gente que no entiende de ninguna manera.

Todos los fines de semana es la misma historia, van a los bares y discotecas, toman hasta ya no poder y salen manejando sus vehículos como si nada.

Uno de los casos más recientes que me acaban de pasar las autoridades de Georgia es el de Juan Rosado, de 45 años.

El hispano residente de la ciudad de Norcross terminó de departir con algunos de sus amigos y salió a bordo de su camioneta rumbo a su hogar.

Para su mala suerte, a esa hora de la madrugada son pocos los carros que hay en las calles, así es que su presencia sería notoria.

Rosado llegó a un semáforo y se encontró de frente con una patrulla policial. Y no era cualquier oficial, se trataba de Benny Peña, uno de los expertos en detectar conductores embriagados.

Para salir de la duda, Peña decidió seguir el vehículo de Rosado durante unos minutos, tiempo suficiente para darse cuenta de que algo no andaba bien con él.

Y es que Rosado se salió de su carril en múltiples ocasiones y todo quedó grabado en la cámara de la patrulla del agente que discretamente lo perseguía.

De repente, Peña lo paró para ver de qué se trataba. Era probable que fuera texteando o durmiéndose por el cansancio, pero también muy posible de que estuviera intoxicado.

Casi de inmediato, el uniformado se dio cuenta de que lo más seguro era que se trababa de otro conductor borracho, de esos que cuenta por montones durante los fines de semana.

Según Peña, el olor a licor que emanaba del vehículo era notorio, por lo que le pidió que se bajara de su carro para verificar su nivel de sobriedad.

Cuando Rosado se bajó un par de veces se balanceó como tratando de mantener su postura y comenzó a actuar de manera errática.

Hubo un momento en que al extender sus manos casi le pega en la cara al oficial Peña, pero afortunadamente este estaba atento y logró evadir el golpe.

Archivado como: Crónica: familia sepa esto

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+