Crónica: Un viaje a Disney destruyó a una familia

blank
blank

  • Crónica: Un viaje a Disney destruyó a una familia
  • Carlos García fue atropellado y abandonado en la calle mientras su familia llegaba al aeropuerto para unas vacaciones.
  • Su viuda pide ayuda a la comunidad porque un año después, aún no hay nada resuelto.

“Mira, amor, ¡ya tengo los pasajes!”. Carlos sonrió de oreja a oreja mientras sacudía los tickets de avión frente al rostro iluminado de Nidia. ¡Un viaje a Disney todos juntos!

Se iban a Disney World con su hijita. Habían planeado el viaje durante mucho tiempo y les llevó 6 meses poder organizar y pagar todo, pero, por fin, estaban a punto de iniciar su sueño.

Carlos ya tenía amigos en Miami, así que decidió viajar primero desde Colombia para visitarlos y, desde allí, reunirse con Nidia y la niña unos días después.

Nidia estaba feliz mientras veía cómo la niña saltaba encima de la cama. No le importaba nada el desorden que provocaba su pequeño huracán entusiasmado.

“Mami, ¿cuándo vemos a  papá?”.

“Falta poco, hija, ya llega y ¡vamos a divertirnos mucho!”, y bailaron un poco las dos, descalzas entre bolsos de equipaje aún abiertos.

Carlos caminaba apresurado en la madrugada del 30 de septiembre, ya eran las 5:00 am y lo había pasado bien, quería llegar a su hotel y descansar un poco. Al día siguiente se iba a reunir en Orlando con Nidia y la niña en el aeropuerto. ¡Tenía tanto para contarle!

Carlos García Chacón

Twitter

Cruzó la calle y se le vino encima.

No le dio tiempo a nada. Fue una sombra de reojo, la furia de un golpe que lo aplastó, el sonido de sus propios huesos rompiéndose, el mareo, la inmovilidad, el ahogo y nada más.

Un viaje a Disney terminó en silencio.

Nadie vino a ver qué pasó. El conductor del auto que lo atropelló siguió su camino y lo dejó allí, roto, en medio de la calle. No fue hasta que otro conductor lo vio que se buscó ayuda. El buen samaritano llamó a la policía, pero ya era tarde. Carlos había muerto mientras su esposa viajaba para encontrarse con él en el aeropuerto.

Michael Tapanes, investigador de la Policía de Miami-Dade asignado al caso, dijo que quien lo golpeó “dejó [a García] para morir allí, nunca se molestó en detenerse y chequear que estuviera bien”.

Nidia llegó a Orlando, retiró su equipaje y salió al hall donde todos los pasajeros eran recibidos con gritos de alegría. Reencuentros esperados, besos, abrazos… pero Carlos no estaba.

Supuso que había perdido el autobús hasta Orlando. Así que se fue al hotel con la niña. Pero al día siguiente Carlos no aparecía y no contestaba su celular.

Decidió ir a la policía a denunciar su desaparición, en Miami los amigos tampoco sabían nada. El 2 de octubre de 2018 denunció la desaparición de Carlos en la Policía de Sweetwater… pasó muy poco tiempo antes de que la Policía de Miami-Dade relacionara a Carlos con el hombre atropellado y abandonado en la calle.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank