Crónica: Creyeron que harían el trío perfecto, pero el celular los delató

  • Crónica: Creyeron que harían el trío perfecto, pero el celular los delató.
  • El gusto y el dinero le duró muy poco a este grupo de latinos.
  • Ojalá que este caso sirva como ejemplo para aquellos que hayan pensado traicionar a sus empleadores.

Era un día laboral como cualquier otro. Los clientes entraban y salían al igual que siempre, pero cuando la caja registradora ya se había llenado de efectivo, ocurrió lo inesperado.

Dos sujetos enmascarados irrumpieron en el negocio de cambio de cheques, sometieron a los empleados y a punta de pistola comenzaron a exigir todo el dinero.

A los delincuentes les tomó dos minutos cometer el atraco. Se fueron corriendo del lugar con más de 40 mil dólares en sus bolsillos.

La policía de la ciudad de Norcross fue alertada sobre el robo y de inmediato desplegaron a todas sus unidades con tal de dar con los hampones.

El esfuerzo valió la pena, pues lograron encontrar a uno con las manos en la masa, o mejor dicho, con el dinero.

Y es que pararon a un individuo cuya vestimenta coincidía con la de uno de los sospechosos y, tras revisarlo, le encontraron 20 mil dólares.

El sujeto no pudo dar una versión creíble sobre de dónde había sacado semejante cantidad, por lo que fue arrestado en el acto en vías de investigación.

Tras cotejar su imagen con la de las cámaras de vigilancia del negocio atracado, se convencieron de que tenían detenida a la persona correcta, o por lo menos a uno de ellos.

Pero los videos también revelaron algo más. Expusieron a una de las empleadas del establecimiento como cómplice del delito.

De acuerdo con las autoridades, la joven dependiente salió del local justo antes de que los ladrones llegaran, hizo una llamada y luego se reincorporó a su trabajo.

Por si eso fuera poco, luego del atraco, la chica de 17 años volvió a salir y en lugar de llamar al 911 para denunciar el hecho, llamó al mismo sujeto de la primera vez.

Tras ser interrogada por los investigadores, tampoco pudo convencerlos de que no era sospechosa, por lo que fue arrestada y acusada de complicidad en el robo.

De hecho, hasta el día de hoy la policía está convencida de que fue ella la que lo orquestó todo.

Solo faltaba un sospechoso más y los investigadores comenzaron a pisarle los talones.

El atraco en la tienda ocurrió la tarde del 24 de septiembre de 2019 y a pesar de que el tiempo transcurría, las autoridades no se dieron por vencidas.

Finalmente, detectaron dónde se encontraba el tercero de los presuntos bandidos y de inmediato fueron tras él.

En ese momento, William Casillas se encontraba visitando un familiar en un vecindario del condado de Gwinnett. Tenía menos de media hora de haber llegado, cuando escuchó un sorpresivo estruendo que jamás olvidará.

“Sr. Casillas, sabemos que está ahí adentro y le ordenamos salir con las manos en alto”, le gritó por medio de un altavoz uno de los muchos uniformados que se encontraban alrededor de la casa.

Crónica trío perfecto celular

William Casillas ya había sido arrestado antes por posesión de marihuana. (Alguacil de Gwinnett)

La reacción de Casillas no fue la mejor. El joven de 19 años se subió al techo de la vivienda en busca de una ruta de escape, pero tras cerciorarse de que estaba completamente rodeado, volvió a entrar a la vivienda.

Una vez adentro, se escondió en el ático. Ahí estuvo atrincherado por casi dos horas, hasta que se convenció de que le iba ser imposible huir y se entregó sin oponer resistencia.

Hizo lo que más le convenía, pues al lugar ya había llegado el SWAT, un escuadrón especial de la policía que está altamente entrenado para someter a sujetos peligrosos.

Casillas fue apresado en el acto y acusado de robo a mano armada, asalto agravado y posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito, entre otros cargos graves.

De los 20,000 dólares que supuestamente le quedaron por el robo, ya no hay ni señales.

Y Casillas no está solo, pues encaran las mismas acusaciones Xavier Reyes, de 25 años (el primero en ser apresado) y su hermana, Casey Reyes, de 17 años (la trabajadora de la tienda).

Crónica trío perfecto celular

Ellos son Casey y Xavier Reyes, dos hermanos de 17 y 25 años respectivamente. La policía los acusa de haber orquestado el atraco armado. (Alguacil de Gwinnett)

El sargento de la policía de Norcross Eric Butynski me dijo que Casey inicialmente quiso desviar la pesquisa, pero que, al verse acorralada tras ser descubierta en contradicciones, lo confesó todo.

“Ella conocía perfectamente el procedimiento de seguridad de la tienda donde trabajaba, cuándo exactamente era el mejor momento de que llegaran por el dinero y cómo debían operar una vez adentro para poder salir bien librados”, aseguró Butynski.

Lo que al parecer la chica nunca tomó en cuenta es que le iba bastar un simple error, como el hecho de ocupar su celular en los peores momentos para delatarse.

Ojalá que este caso sirva como ejemplo a todo aquel por cuya mente le haya pasado la idea de atracar a su propia gente, de que el que mal anda, mal acaba.

Muchas gracias por leer mi crónica de hoy. Hasta la próxima.

Crónica trío perfecto celular

En el operativo para capturar al tercer sospechoso participaron decenas de oficiales. (Mario Guevara/MH)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+