Crónica: Al calor de los tragos la situación se volvió caótica

Al final, la familia de Rodríguez volvió a quedar insatisfecha, en parte porque creen que el castigo fue demasiado leve y, en segundo lugar, porque a Herrera ni siquiera lo encerraron ese mismo día, como suele ocurrir.

El juez le dio hasta el 12 de octubre próximo para que se presentara a la cárcel a cumplir su condena.

Los dolientes esperan que sean los siete años más duros de su vida, aunque saben que ni eso les devolverá la paz que necesitan ante la ausencia de Rodríguez.

Ojalá que esta triste historia sirva de ejemplo para muchas personas que no miden las consecuencias de sus acciones. Y que se den cuenta de que a veces una mínima rencilla puede acabar mal, en especial si no se tiene control absoluto del organismo, cuando se está bajo la influencia del alcohol o las drogas.

Gracias por leer mi columna de hoy. Hasta la próxima.

Archivado como: Crónica tragos situación caótica

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+