Crónica Texas: Juan Ángel Loera choca ebrio y mueren sus tres hijos

Juan Ángel Loera iba a comprar más cervezas para seguir bebiendo cuando causó un accidente y sus tres hijos murieron en El Paso, Texas.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Departamento de Policía de El Paso / Video: MH
  • Irresponsabilidad y tragedia: Juan Ángel Loera, de 28 años, admitió ante las autoridades que antes de causar un accidente con otro auto había estado bebiendo cervezas en su casa de El Paso, Texas.
  •  Celeste de 1 año; Gustavo, de 5 años, y Juan Ángel Loera Jr., de 6 años, murieron por el impacto al salir expulsados de la camioneta que conducía su padre. No llevaban cinturones de seguridad.
  • Loera está acusado de tres cargos de homicidio por intoxicación por la muerte de sus hijos y por cada cargo podría enfrentar una pena de hasta 20 años de cárcel.

Juan Ángel Loera iba a comprar más cervezas para seguir bebiendo cuando causó un accidente y sus tres hijos murieron en El Paso, Texas.

Juan Ángel Loera, de 28 años, ya está en la cárcel del Condado de El Paso acusado de tres cargos de homicidio por intoxicación en contra de sus propios hijos.

Cuando los agentes del Departamento de Policía de El Paso (EPPD, por sus siglas en inglés) detuvieron al hombre en el lugar del accidente notaron que tenía severos signos de intoxicación por alcohol.

La crónica que aquí se cuenta a continuación se basa en los documentos legales del caso, consultados por MundoHispánico en Texas, que narran una verdadera tragedia por una irresponsabilidad.

Según la investigación del ELPD, el domingo 20 de septiembre de 2o2o, a las 10:00 de la noche, una camioneta Ford Expedition roja viajaba a alta velocidad por la calle Titanic Avenue, en el oeste de El Paso, en el vecindario Sunrise Acres.

Juan Ángel Loera manejaba la camioneta Ford Expedition y de repente se detuvo al llegar a la intersección con la calle Howard Street. El conductor dijo posteriormente a las autoridades que iba a comprar más cervezas para seguir bebiendo.

Los testigos dijeron a las autoridades que la camioneta que iba por el carril izquierdo paró de repente, con la intención de dar vuelta hacia la derecha, pero que no puso sus luces direccionales ni avisó de la maniobra cuando comenzó a virar.

Entonces, una camioneta Lincoln Navigator, color gris, que viajaba a exceso de velocidad por el carril derecho de la Titanic Avenue ya no pudo esquivar a la Ford Expedition que se le cruzó enfrente.

Posteriormente, Juan Ángel Loera le dijo a la policía que cuando vio la Lincoln Navigator supo que tenía tiempo para hacer la vuelta repentinamente si aceleraba antes de que llegara el otro auto. Pero no pudo esquivar el golpe.

Juan Ángel Loera admitió ante las autoridades que antes de causar el accidente en el que murieron sus hijos había estado bebiendo cervezas en su casa. (Foto: Departamento de Policía de El Paso)

Los testigos dijeron a las autoridades que el choque fue brutal cuando la camioneta Lincoln Navigator impactó contra la Ford Expedition por un costado.

El golpe entre los dos autos fue tan fuerte que desde adentro de la camioneta salieron expulsados, literalmente, los tres niños, quienes no viajaban ni en sillas para menores ni sujetados a los cinturones de seguridad.

De la camioneta Lincoln Navigator salieron corriendo dos ocupantes, presuntamente dos hombres, quienes pese a sus golpes escaparon corriendo del lugar del accidente y se perdieron por las calles protegidos por la oscuridad de la noche texana.

Sobre la calle Titanic Avenue quedaron tendidos los cuerpos de los niños Celeste de 1 año, Gustavo, de 5 años, y Juan Ángel Loera Jr., de 6 años, quienes fallecieron por los golpes que sufrieron en el choque y luego al impactarse contra el pavimento.

Los tres hijos de Loera salieron expulsados de la camioneta que manejaba su padre y se estrellaron contra el pavimento muriendo por los diversos golpes que sufrieron. (Foto: Cortesía Familia Loera)

Juan Ángel Loera le dijo a las autoridades que volvía a casa con su familia luego de comprar hamburguesas para cenar y que antes, cuando estaba en su domicilio, había estado bebiendo cervezas.

Juan Ángel Loera también le confesó a los agentes del EPPD que por lo menos se había bebido tres cervezas, dos Michelob Ultra y una Bud Light, y que iba rumbo a comprarse seis cervezas más.

Sin embargo, según las pruebas de alcohol en la sangre de Juan Ángel Loera, este llevaba más del doble del límite legal de alcohol con el que se le permite manejar a una persona en Texas.

Adentro de la Ford Expedition quedaron heridos Juan Ángel Loera, su esposa Raquel Ángeles, de 29 años, una adolescente de 13 años y otro niño de 2 años de quienes las autoridades no revelaron sus nombres.

La División de Crímenes Vehiculares del ELPD tampoco detalló si esos dos menores también son hijos o no de la pareja de adultos que iba en los asientos delanteros de la camioneta Ford Expedition.

Sin embargo, lo que sí revelaron las autoridades fue que la joven de 13 años llevaba sentada en su regazo a la niña Celeste cuando ocurrió el impacto y no la pudo sostener en sus brazos cuando les pegó la otra camioneta.

Las cuatro personas heridas fueron trasladadas a un hospital de la zona. Raquel Ángeles no presentó lesiones graves y salió del hospital tan sólo para enterrar a sus tres hijos. Los otros dos menores tampoco resultaron lesionados.

Juan Ángel Loera no enfrentó los cargos de homicidio por intoxicación de inmediato ya que los detectives de la División de Crímenes Vehiculares del EPPD esperaron varios peritajes forenses y, al final, lo acusaron formalmente el miércoles 23 de septiembre de 2020.

El jueves 24 de septiembre, luego de varios días de investigaciones, los agentes del ELPD detuvieron a Luis Javier Ortega cuando confirmaron que él era el dueño y conductor de la Lincoln Navigator cuando sucedió la tragedia y quien había escapado del lugar.

Juan Ángel Loera recibió el derecho de enfrentar libre su proceso legal por la muerte de sus hijos si paga una fianza de un millón de dólares pero, hasta el momento de escribir esta historia, no había sido pagada, por lo que el hombre sigue detenido.

En su reporte, los agentes del EPPD anotaron que los factores de la tragedia fueron “un conductor ebrio, exceso de velocidad, una vuelta no autorizada y ausencia de cinturones de seguridad en los tres niños”.

De acuerdo con el Código Penal del Estado de Texas, el crimen de homicidio por intoxicación, como el que enfrenta ahora Juan Ángel Loera por la muerte de cada uno de sus tres hijos, se castiga con una pena de 5 a 20 años de prisión a quien se encuentre culpable en un juicio.

Acerca de Mundo Hispanico.com – sitio web de noticias e información en español.

MundoHispánico es la empresa número uno de medios digitales en español en Estados Unidos que opera de forma independiente.

Desde su inicio en Atlanta, Ga. en 1979, MundoHispanico.com, propiedad de Mundo Hispano Digital Network, ha crecido rápidamente. Se ha convertido en el periódico semanal en español más leído en el sureste del país; y en uno de los sitios web de noticias e información en español más grandes de Estados Unidos.

Además de perfilarse como líder en noticias de última hora para la audiencia de habla hispana en Estados Unidos; MundoHispanico.comcuenta con varias plataformas optimizadas para el marketing, como Mundo Dinero, Mundo Motor, Mundo Latina y Mundo Fan, que brindan a nuestro público contenido exclusivo y relevante sobre estos temas que los apasionan.

MundoHispánico tiene 8 millones de seguidores en Facebook que interactúan con todas sus plataformas, con noticias de última hora y coberturas de video en vivo de los principales hechos de trascendencia nacional. Encuéntranos en Instagram, YouTube y Twitter.

Continua artículo relacionado