Crónica: Te espero del otro lado, papá

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica: Te espero del otro lado, papá
  • Crónica: Te espero del otro lado, papá.
  • Lucharon por estar juntos, pero el destino parecía jugar con ellos.
  • Heidy no pudo soportarlo, sigue esperando a papá del otro lado.

“Te espero del otro lado, papá”, dijo Heidy en un susurro.

“Sí, mi amor, ya no tardaré. Te prometo que vamos a estar juntos pronto. Te lo juro, mi hija”, contestó Manuel.

“Te quiero, papá”.

Manuel contuvo un sollozo en la distancia. “Yo te adoro, mi vida”.

Tantas veces se habían dicho las mismas palabras a lo largo de los años…

Al principio Heidy era tan pequeña que solo se escuchaba su respiración cuando le hablaba por teléfono. Después fueron balbuceos, más tarde español lleno de tropiezos infantiles… pero siempre la misma conversación.

La niña crecía lejos de él. Sola con los abuelos en su Honduras natal. La madre los había dejado cuando ella era apenas un bebé, así que emigró a Estados Unidos para buscar un mejor futuro. Y esa búsqueda le estaba tomando años y años.

Su relación con Heidy era telefónica, pero su amor trascendía todo. El sueño de sus vidas era estar juntos. Juntos para siempre.

Cuando Heidy encontró a su abuelo agonizando en las calles de El Progreso por culpa del ataque de unos pandilleros, seguramente de la MS-13, Manuel supo que había que hacer algo más.

Ya no quedaba nadie para cuidar a la niña en Honduras más que la abuela y su hermana. Estaban solas y en riesgo.

Manuel se subió a un avión y dejó atrás Long Island, a su hermana Jessica ya establecida allá y sus sueños de un mejor futuro. Volvió a casa para retorcerse de dolor por la pérdida de su padre, a la que siguió la de su madre por complicaciones con la diabetes (eso dijeron los médicos… pero Manuel sabía que murió de tristeza) pocos meses después.

La felicidad de compartir su vida con Heidy estaba ensombrecida por la inseguridad y la incertidumbre. De nuevo en el punto de origen. Honduras sin futuro y en peligro. Era como una pesadilla que giraba en círculos y no terminaba nunca.

Y Manuel tomó una nueva decisión. ¿Te la imaginas?

¿Qué hubieras hecho tú en su lugar?

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1545667971/AP18353700965717_s1bcqq.jpg” url=”https://mundohispanico.com/cronica-recuerdame-siempre/” title=”Crónica: “Si no nos volvemos a ver, recuérdame siempre…””]

Envió a Heidy y a su hermana a Estados Unidos con su otra hermana Jessica.

Primero llegó Heydi, de 9 años, y meses después, Zoila.

Solo faltaba Manuel.

Crónica: Te espero del otro lado, papá

“Te espero del otro lado, papá”, decía Heidy al teléfono.

“Sí, mi amor, ya no tardaré. Te prometo que vamos a estar juntos. Te lo juro, mi hija”, contestó Manuel.

“Te quiero, papá”.

El lado ahora era el opuesto. La distancia la misma. El dolor, un abismo infranqueable.

Así que Manuel se dispuso a volver a Estados Unidos. Ya nada lo retenía en Honduras. Solo un salto más y ¡bam! sueño cumplido.

Pero esta vez las leyes eran más duras que 11 años atrás. No le protegían los derechos que protegen a Heidy y a Zoila. Para él no vale el riesgo de vida al que los someten las pandillas en Honduras. Él es “otra cosa”.

Por eso Manuel lo intentó dos veces. Y las dos veces el ICE lo detuvo y lo devolvió a Honduras. ¿Qué sistema era este tan macabro que la ley no amparaba su vida?

[trend video=”442223″ player=”14557″ title=”Despus de su mayor gloria vino la peor pesadilla para boxeador hispano”]

Crónica: Te espero del otro lado, papá

Heidy crecía al otro lado del teléfono, pero su joven vida empezaba a perder alegría por la nostalgia de papá. Nada importaba, ni el colegio, ni el noviecito ni su vida cómoda rodeada de amor y primos.

Quería a papá. Como fuera. Donde fuera.

Así, Manuel lo intentó una tercera vez. “La tercera, la vencida, mi amor”, le dijo a su hija.

Y La Migra volvió a truncarles la vida.

Nunca pudo llegar.

Y Heidy perdió la esperanza.

“Quizá ya sé cómo”, pensó sola en la habitación.

Y sonrió.

“Te espero del otro lado, papá”.

[trend video=”442537″ player=”14557″ title=”La Migra detiene a ms de 200 indocumentados en Nuevo Mxico”]

Crónica: Te espero del otro lado, papá

La encontraron en la habitación, colgada por el cuello de un cable de cargador de teléfono, ¡qué ironía! Casi colgada del cordón umbilical que la unía a papá. No estaba muerta todavía.

Crónica: Te espero del otro lado, papá.

A Manuel, detenido en Texas, le permitieron reunirse con la niña para un último adiós. Estaban juntos, al fin, pero ya Heidy no pudo saberlo.

El dolor de la despedida antes de desconectarla del soporte vital aturdía a Manuel. ¡Qué mundo estúpido! ¡Qué leyes absurdas! ¡Qué vida perdida!

Quizá Heidy espera a su papá del Otro Lado definitivo. Ahora ya no sufre más. Espera junto con los abuelos a que papá llegue… para estar juntos una eternidad.

[trend video=”440943″ player=”14557″ title=”Arrestan a dos hispanas por trabajar como dentistas sin tener licencia”]

Crónica: Te espero del otro lado, papá

Desde su lanzamiento en 2015 MundoHispánico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber par a mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Instagram y en Twitter.

[trend video=”442150″ player=”14557″ title=”Mujer orin en un cubo de patatas en Walmart”]