Crónica: un siglo de cárcel por cada niño que violó

  • Crónica: un siglo de cárcel por cada niño que violó.
  • Tras uno de esos “dolorosos” abusos, una de las víctimas tuvo el valor de romper el silencio.
  • La pequeña le contó absolutamente todo a su madre y esta denunció al abusador sin pensarlo dos veces.

A Fernando Guzmán su familia en Houston (Texas) lo recibió con los brazos abiertos. Es que sentían que no podían darle la espalda y que, como parte de su familia, debían ayudarle a salir adelante.

No solo lo acogieron dándole su propio cuarto, sino que también le ayudaron a conseguir un empleo y mientras tanto, lo alimentaban bien y sin reproche alguno.

Sus seres queridos juraban que él nunca olvidaría esos gestos solidarios y que eso los fortalecería mucho como familia. Cuán equivocados estaban.

Nadie se imaginaba que Fernando, de 28 años, traía sus mañas de su país, que era un pervertido y adicto a la pornografía.

Hasta ahí todo parecía un problema muy personal, hasta que puso el ojo donde no debía. Fernando comenzó a cotejar a las “chicas” de la casa.

No se trataba de mujeres y ni siquiera de adolescentes, las cuales ya habrían tenido la capacidad emocional de aceptarlo o rechazarlo, sino de las niñas.

Fernando aprovechaba cada descuido de los padres de las hermanitas de 7 y 8 años, para tratar de seducirlas, hasta que un día tuvo la oportunidad de quedarse a solas con ellas.

Sin pensarlo dos veces, Fernando las abusó a ambas, sin siquiera valorar el hecho de que eran sus parientes y que lo tenían viviendo cómodo en su casa.

Tras quedar satisfecho, el muy patán amenazó a las pequeñas con que les haría daño a ellas y a su madre le contaban a alguien lo sucedido.

Ellas optaron con callar. La historia se repitió varias veces, sin que nadie en la vivienda se percatara de que las niñas estaban siendo violadas e intimidadas.

La fiscalía indicó que tras uno de esos “dolorosos” abusos, una de las víctimas tuvo el valor de romper el silencio y le contó absolutamente todo a su madre.

Afortunadamente, la mujer no solo le creyó, sino que de inmediato llamó a la policía para denunciar a Fernando.

Varios oficiales se desplazaron de inmediato al lugar y llevaron a las niñas a un centro médico para practicarles las pruebas respectivas que confirmaron los abusos sexuales.

Crónica siglo cárcel por niño violó

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+