Crónica: “Se les peló Baltazar” y huyó en sus propias narices

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Crónica: “Se les peló Baltazar” y huyó en sus propias narices
Policía del condado de Prince George, Virginia
  • Crónica: “Se les peló Baltazar” y huyó en sus propias narices.
  • Policía negligente deja ir a violador como Juan por su casa.
  • Tras descubrir su error, las autoridades ahora están desesperadas.

 Cuando Juan Adolfo Peláez Marroquín llegó a Estados Unidos a finales del año pasado, su tía lo recibió con los brazos abiertos.

Y es que el muchacho de 20 años había dejado su tierra natal en Guatemala con la idea de sacar adelante a sus padres, quienes viven en la pobreza allá.

Con lo que no contaba su tía es que su “Juanito” no era el mismo niño inocente que dejó allá hace más de una década y que ahora ya traía muchas mañas desagradables.

Su tía le dio un cuarto para que viviera, pero al poco tiempo llegó la pandemia del coronavirus y al jovencito se le hizo complicado encontrar trabajo.

A la tía de Juan y a su esposo se les hizo fácil dejar a su pequeño de seis años bajo su cuidado mientras que ellos trabajaban. Tremendo error.

Desgraciadamente, uno de esos días que Juan estaba solo cuidando al menor, el diablo lo tentó y él cayó.

Juan abusó sexualmente del pequeño a pesar de sus llantos de dolor. Luego lo amenazó para que no fuera a contarle nada a nadie.

Sin embargo, afortunadamente el pequeño le contó todo a su mamá y ella sin pensarlo dos veces lo denunció ante las autoridades locales.

La policía del condado de Prince George (Virginia) llegó a la casa de la familia y tras escuchar el terrible relato del niño, arrestaron en el acto a Juan.

Al verse acorralado por las autoridades, el muchacho decidió no ir a juicio y en enero pasado se declaró culpable del cargo de sodomía agravada.

La fiscalía le presentó al juez estatal su propuesta del castigo que Juan debía recibir y el magistrado se comprometió en revisarlo, pero con tantos retrasos que hay por el COVID-19 pasó el tiempo y no le dictó sentencia.

Tras seis meses en una celda preventiva a la espera de recibir su condena para pasar a una prisión federal, Juan tuvo un ‘golpe de suerte’.

Uno de los carceleros se apareció preguntando por un preso hispano al que recién le habían concedido la libertad.

Por alguna razón, el recluso no respondió y Juan vio la oportunidad de su vida. “Soy yo”, le dijo al custodio. De inmediato le abrieron la puerta y lo dejaron irse.

Cuando se dieron cuenta de su terrible error un par de horas después, las autoridades montaron un amplio operativo para recapturarlo, pero ya era demasiado tarde.

Desde que salió de su celda a Juan nadie lo volvió a ver más, por lo que hay riesgo de que la violación del niño quede impune.

Crónica huyó propias narices
Policía del condado de Prince George, Virginia

Crónica: “Se les peló Baltazar” y huyó en sus propias narices

Me cuesta creer que haya tanta ineptitud en un funcionario que se supone está entrenado para identificar y aprehender delincuentes.

No entiendo cómo es posible que un carcelero haya dejado salir a tan peligroso individuo solo porque este hace una declaración y sin verificar su identidad. Es ridículo.

Solo espero que las autoridades tomen en adelante las medidas de precaución respectivas para evitar que algo así se vuelva a dar y pues tampoco estaría mal que le dieran al policía responsable algún tipo de sanción porque dejó salir nada más ni nada menos que a un predador sexual.

Por otro lado, quiero aprovechar esta desgracia para recordarle a los padres del riesgo que hay de meter terceros en el núcleo del hogar.

No culpo del todo a la tía de Juan, porque estoy seguro de que su intención era ayudar a su sobrinito, aquel que dejó pequeño allá, sin imaginarse que ahora ya está lejos de ser ese ser inocente.

No obstante, he visto tantos casos de familias que meten a desconocidos o incluso parientes a sus casas rentándole habitaciones. A cambio de unos cuantos dólares arriesgan la seguridad de los niños de la casa.

Ojalá que esta terrible historia les sirva de recordatorio de que el riesgo es latente y que no olviden que las estadísticas muestran que es más posible que un niño sea violado por alguien conocido y de confianza que por algún delincuente desconocido.

Muchas gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Crónica: “Se les peló Baltazar” y huyó en sus propias narices

Acerca de MundoHispanico.com – sitio web de noticias e información en español.

MundoHispánico es la empresa número uno de medios digitales en español en Estados Unidos que opera de forma independiente.

Desde su inicio en Atlanta, Ga. en 1979, MundoHispanico.com, propiedad de Mundo Hispano Digital Network, ha crecido rápidamente y se ha convertido en el periódico semanal en español más leído en el sureste del país y en uno de los sitios web de noticias e información en español más grandes de Estados Unidos.

Además de perfilarse como líder en noticias de última hora para la audiencia de habla hispana en Estados Unidos, MundoHispanico.com cuenta con varias plataformas optimizadas para el marketing, como Mundo Dinero, Mundo Motor, Mundo Latina y Mundo Fan, que brindan a nuestro público contenido exclusivo y relevante sobre estos temas que los apasionan.

MundoHispánico tiene 8 millones de seguidores en Facebook que interactúan con todas sus plataformas, con noticias de última hora y coberturas de video en vivo de los principales hechos de trascendencia nacional.