Crónica: Hicieron realidad sus fantasías, pero los cacharon en el acto

Compartir
Suscríbete
Crónica: Hicieron realidad sus fantasías, pero los cacharon en el acto
Policía de Atlanta
  • Crónica: Hicieron realidad sus fantasías, pero los cacharon en el acto
  • Hispanos elegían mujeres bonitas para espiarlas mientras se duchaban
  • Varios de estos fisgones han sido arrestados por la policía en los últimos meses

Crónica realidad fantasías acto. Recientemente conversaba con una psicóloga y me decía que todos los seres humanos sin excepción tarde o temprano tenemos algún tipo de fantasía. El problema, según me indicó esa experta, es que algunas de esas fantasías podrían ser acciones ilegales o situaciones inmorales, e incluso ambas y es ahí donde radica la raíz del problema.

Y yo le creo en lo absoluto. Y es que no es lo mismo tener la fantasía de visitar un lugar exótico o de hacer una actividad extraordinaria, a hacer algo que represente una violación de la ley. Por ejemplo, hoy quiero hablarles del caso de un señor hispano de Atlanta (Georgia), que fue arrestado bajo cargos de espiar mujeres desnudas o que estaban en paños menores, como decimos en Latinoamérica.

El “espía” del vecindario

Crónica Hizo realidad fantasías

De acuerdo con el reporte de las autoridades, Enio Castellanos, de 61 años, sembró terror durante varias semanas en un vecindario del área. La policía asegura que el sujeto aprovechaba la oscuridad de la noche para merodear los hogares donde él sabía que vivían mujeres que consideraba atractivas.

El individuo al parecer tenía tanta paciencia que hasta logró establecer un patrón sobre el estilo de vida de sus víctimas, como por ejemplo las horas en que se duchaban. Los investigadores dudan de que sea casualidad de que exactamente a la hora en que las mujeres se metían al baño el sujeto se asomaba por sus ventanas para tratar de verlas.

Crónica realidad fantasías acto

Lo hizo tantas veces que se confió

crónica hicieron realidad fantasías acto
Getty

Según informaron las fuentes oficiales, hizo lo mismo en múltiples ocasiones entre septiembre y octubre pasado, hasta el día en que finalmente lograron cacharlo en el acto. En una ocasión, la mujer que lo vio llamó desesperada al 911 para denunciar que acababa de ver a un sujeto espiándola por la pequeña ventana de su baño.

Unos días después llamó otra de sus vecinas para reportar lo mismo, solo que a ella el individuo la estaba espiando desde una ranura de su unidad de aire acondicionado del baño. En otra oportunidad, un hombre que caminaba por el mismo vecindario vio a un desconocido oculto entre unos arbustos observando la ventana del baño de una vivienda.

Crónica realidad fantasías acto

Le avisó a las víctimas y se le fue encima al acusado

crónica hicieron realidad fantasías acto
FOTO: Archivo de Getty Images

El buen samaritano no solo dio aviso de lo que estaba sucediendo a los residentes de ese domicilio, sino que también le pegó un tremendo grito al sospechoso para asustarlo. “Te voy a matar”, le gritó al mismo tiempo que se abalanzó contra él, lo que hizo que el sujeto se echara a correr completamente aterrado.

A pesar de que le perdieron el rastro, sus acciones quedaron grabadas en las cámaras de vigilancia que tenían en otra casa aledaña, lo cual ayudó a los investigadores a identificarlo. Los detectives recopilaron suficientes evidencias para arrestar y acusar de ‘peeping tom’ a Castellanos. Usualmente estos cargos son menores, pero debido a que los hechos se dieron de manera repetida, en su caso son considerados como delitos mayores.

Crónica realidad fantasías acto

Sandro Ríos también se quiso pasar de listo

crónica hicieron realidad fantasías acto

Castellanos, el supuesto fisgón, fue recluido en la prisión del condado de Fulton, donde un juez estatal le permitió recuperar su libertad tras el pago de una fianza de 2 mil dólares. Esperemos que después de semejante susto haya aprendido la lección y se le quite lo mirón.

Lo que sí es un hecho es que este latino no es el primer hombre y seguramente tampoco será el último que hace semejante estupidez. Las autoridades del condado de Gwinnett (Georgia) arrestaron a otro hispano luego de que presuntamente lo sorprendieran en un baño de mujeres con intenciones de grabarlas en ropa interior.

Crónica realidad fantasías acto

La víctima llamó la atención al gritar desesperada

Getty

De acuerdo con el reporte oficial, Sandro Ríos Quiñonez, de 27 años, ingresó al baño de mujeres de la tienda Kroger localizada en la ciudad de Duluth. Su idea era tomarle fotografías y videos a alguna de las clientes, pero fue detectado por una de ellas, según la policía.

La mujer comenzó a gritar, lo que hizo que el sujeto de origen peruano saliera corriendo del lugar, pero fue atrapado antes de salir del supermercado por el guardia de seguridad. El agente llamó al 911 para reportar el hecho y en cuestión de minutos llegaron dos patrullas.

Crónica realidad fantasías acto

Vio el celular mientras que orinaba

Getty

El oficial K. Moore entrevistó a la denunciante, quien aseguró como cuando se encontraba haciendo sus necesidades vio que apareció de repente por debajo un celular. Dijo que de inmediato abrió la puerta y se topó con el individuo, que de inmediato se echó a correr.

El oficial Moore interrogó entonces al sospechoso, que confesó todo. “Él me explicó que honestamente se equivocó de baño, pero que una vez adentro y al estar cerca de mujeres, se excitó y decidió tomar un par de imágenes, pero que no le fue posible hacer ninguna”, escribió el uniformado en su reporte.

Crónica realidad fantasías acto

Decidió acusarlo sin pensarlo dos veces

Getty

Moore le preguntó a la mujer si estaba dispuesta a presentar cargos contra el imputado, a lo que ella respondió afirmativamente. Entonces, Ríos fue arrestado en el acto y transportado a la prisión de la localidad bajo el cargo de ‘peeping Tom’, como se le llama al acto de estar espiando a otra persona con fines sexuales.

Un juez estatal revisó el caso del peruano y decidió concederle la libertad tras el pago de una fianza de 5,700 dólares, ya que consideró su delito como menor. El hombre recuperó su libertad un par de días después y regresó a las calles. Ojalá que no sea para seguir en lo mismo. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Crónica realidad fantasías acto