Crónica: Qué ejemplo de amor en plena vía pública

Crónica: Qué ejemplo de amor en plena vía pública. Una pareja de novios toma una decisión equivocada y ambos pagan el precio.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Crónica: Qué ejemplo de amor en plena vía pública.
  • Pareja de novios toma decisión equivocada y ambos pagan el precio.
  • Ya se llegó el fin de semana cuando los bares se abarrotan, toca esperar a ver lo que sigue.

Daniel Pedraza, de 22 años, y su novia se quieren muchísimo. Al menos así quedó evidenciado durante el último encuentro que la pareja sostuvo con un agente de la ley. Y de ese suceso les hablo en esta crónica sobre el atípico ejemplo de amor en la vía pública.

Y es que ambos salieron de una popular discoteca de la ciudad de Norcross (Georgia) tras haber departido durante toda la noche.

Al llegar al estacionamiento comenzaron el dilema sobre quién de los dos manejaría, pues ambos habían estado consumiendo bebidas embriagantes.

Al final, el joven mexicano decidió ser caballeroso y se puso él tras el volante, a pesar de que no cuenta con una licencia de conducir, cuando su novia sí la posee.

Ella estuvo de acuerdo porque supuestamente había bebido más cervezas que él, así que no les costó mucho llegar a ese acuerdo.

El problema fue que una vez en la calle, Pedraza comenzó a cometer una serie de infracciones de tránsito, pues tampoco se encontraba en condiciones óptimas para maniobrar bien un vehículo motorizado.

Sus faltas eran tan notorias que no tardaron mucho en ser descubiertos por la policía.

El oficial Cooper se encontraba patrullando el área cuando notó una camioneta que se salía continuamente de su carril.

La siguió muy de cerca durante varios minutos para determinar si se trataba de un conductor que iba durmiéndose (pues eran casi las 4 de la madrugada), alguien texteando y manejando, o peor aún, un chofer intoxicado.

Cuando Cooper vio que el coche se paró abruptamente en una intersección y a pesar de que la luz del semáforo estaba en verde, entonces decidió pararlo.

Tras explicarle por qué los había detenido, el uniformado les pidió explicaciones sobre su manera errática de manejar. El conductor no hablaba; solo su novia, al parecer, por la barrera del inglés.

Cooper le pidió a Pedraza que se bajara del carro para hacerle algunas pruebas y asegurarse así de su nivel de alcohol en la sangre.

La chica entonces comenzó a pedirle que le impusieran una multa a ella, porque sí contaba con una licencia, lo que obviamente Cooper ignoró.

Entonces ella comenzó a llorar y dijo que él “era un ilegal” y que temía que fueran a deportarlo.

“Tranquila, por favor, tranquilícese”, le pidió Cooper a la acongojada mujer.

El temor y los malos presentimientos de la novia de Pedraza no estaban nada lejos de la realidad.

Y es que el muchacho mexicano fue arrestado porque no logró pasar ninguna de las pruebas que le realizó Cooper. Pero antes de que lo subieran a la patrulla, la pareja se dio un largo y profundo beso de despedida en plena calle y ante la mirada de dos oficiales de la ley.

Al final, Pedraza acabó recluido en la prisión del condado de Gwinnett donde lo esperaban con los brazos abiertos los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Cuantos problemas se habrían ahorrado estos dos si en lugar de conducir hubieran acordado mejor pagar un taxi, pero bueno, lo hecho, hecho está, y no se puede retroceder el tiempo.

Crónica ejemplo amor pública

Crónica: Qué ejemplo de amor en plena vía pública

Si bien es cierto que ahora Pedraza está en alto riesgo de ser deportado, viéndolo desde otro punto de vista le fue bien.

¿Por qué? Pues debido a semejante condición en la que se encontraba, era muy probable que fuera a verse involucrado en un accidente automovilístico más adelante.

Existe una alta probabilidad de que pudiese haber perdido el control y entonces la historia sería otra, pues podría haber acabado en el hospital o en un cementerio.

Además, también pudo haber arruinado la vida de otras personas inocentes, así que le fue bien, pues con las acusaciones que encara, es posible que pase unos cuantos meses en prisión y que después sea deportado, pero le habría ido peor si no lo hubiesen detenido a tiempo.

Ya se llegó el fin de semana otra vez, cuando más se saturan las discotecas, así que estaré pendiente para saber quiénes serán los próximos que van a ser captados por el lente de la policía.

Muchas gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico sobre el curioso ejemplo de amor en plena vía pública. Hasta la próxima.

Crónica ejemplo amor pública

Continua artículo relacionado