Crónica: Hispano prófugo tras haber tenido sexo con su esposa

Crónica: prófugo tras sexo

Para las leyes estadounidenses, manosearla o penetrarla sin su consentimiento, es considerado abuso sexual y es un delito severamente penalizado.

No importa si la pareja lleva 20 años juntos o si han procreado cinco hijos. Si uno de los dos no quiere tener sexo y el otro la obliga, ya es tomado como una violación.

Créeme, esto ocurre más seguido de lo que tu yo sabemos, lo que pasa es que la mayoría de personas pretenden callar y no denuncian los hechos.

Ojalá que esta crónica nos sirva de ejemplo de lo que nunca debemos con nuestra pareja. Ni siquiera por estar a solas y en la intimidad del hogar tenemos derecho de tomarla contra su voluntad. Hasta la próxima.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+