Crónica: Policía hispana borracha semidesnuda teniendo sexo en la oficina

  • Crónica: Policía hispana borracha semidesnuda teniendo sexo en la oficina
  • Una teniente de la policía de Nueva York medio desnuda fue atrapada borracha teniendo sexo con un sargento en un edificio de la policía en Manhattan el sábado por la noche.
  • El trabajo se puso picante… parece.

La teniente Brandi Sánchez, de 39 años, es una policía hispana que protagonizó un momento bochornoso el fin de semana pasado.

No se le ocurrió otra cosa que tener sexo en el trabajo con el sargento Lambros Gavalas, de 46 años.

Faltaban cinco minutos para que el turno de Sánchez terminara en el edificio de la Sección de Asistencia Familiar en Tribeca.

Otra sargento que se encontraba en el edificio en ese momento, fue al baño y encontró a la sexy policía enfrascada en un encuentro tórrido con el sargento Gavalas, según leo en The Post.

Imagina el asunto.

La sargento le comentó a un compañero lo que había visto. Y este fue al baño para encontrarse con el cuadro de nuevo.

Les pidió a los dos amantes que se fueran, pero ¡ay! por lo menos Sánchez estaba demasiado borracha como para entender lo que le pedían.

Tuvieron que volver por tercera vez los compañeros a pedirles que abandonaran el baño de inmediato.

Gavalas miró a Sánchez y se dio cuenta de que ni en un millón de años iban a poder explicar lo que había sucedido sin que sonase… ehmmm… al menos extraño.

Sánchez seguía allí, sin poder recomponer su dignidad.

Cuando Gavalas se fue, la sargento que los había descubierto se dio cuenta de que Sánchez no parecía reaccionar de la forma lógica que uno esperaría, o sea, salir corriendo lo más tapada posible.

Se puso de pie sobre el inodoro del compartimento del baño de al lado, y vio a Sánchez todavía medio desnuda sin intenciones de levantarse rápido de allí.

Pasado un ratito, los policías de las oficinas de Tribeca dieron con la quijada en el suelo cuando vieron pasar a una hermosa hispana enfundada en un vestido borgoña, abrigo negro y zapatos de tacón que se identificó como policía.

Por lo menos no estaba armada, pero tampoco pudo explicar mucho por qué seguía bastante borracha.

¿Qué pasó después? Bueno, los amantes del baño fueron despojados de sus armas e insignias por la supuesta cita en el baño de un departamento dentro de un edificio utilizado por personal de policía de Nueva York.

De lo que le haya pasado a Gavalas en su vida privada no sabemos mucho, pero sí se dio a conocer que la teniente Sánchez vive y tiene un hijo con el comandante del 79 ° Recinto de Brooklyn, el inspector adjunto Timothy Skretch.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+