Crónica: “La pobreza lo obligó a dedicarse a vender drogas”

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Alguacil del condado de Hall
  • Crónica: “La pobreza lo obligó a dedicarse a vender drogas”
  • ¿Será José Luis Pacheco Rojas víctima de las circunstancias?
  • Lo acaban de condenar a una década de prisión, pero aún falta

Crónica pobreza dedicarse drogas. José nació en una familia muy pobre que residía en una de las tantas zonas rurales de México. A pesar de que quería y requería muchas cosas, no pudo tenerlas debido a los pocos recursos con los que contaban sus padres, así es que le tocó crecer con múltiples necesidades, al punto que apenas pudo completar sus estudios de primaria.

Aunque la comida nunca le faltaba como es lo típico en las familias pobres que viven en el campo, de niño José anhelaba poder tener una bicicleta, un Nintendo, o por lo menos, un par de tacos para poder jugar fútbol, pero el dinero no alcanzaba para todo ello, así es que le tocó aguantarse las ganas.

Al crecer emigró a Estados Unidos: Crónica pobreza dedicarse drogas

Foto: Alguacil del condado de Hall

Había escuchado sobre el famoso ‘Sueño Americano’ y que quienes lo alcanzaban, nunca más volvían a pasar miseria, así es que cuando se convirtió en adolescente, decidió dar ese gran paso y a mediados de la década de los 90 se vino al ‘norte’ en busca de nuevos horizontes y de paso, sacar de la escasez a sus ancianos padres.

El temerario José logró vencer los tremendos peligros que incluye dicha travesía y burlar los innumerables controles de la Patrulla Fronteriza, así es que, en cuestión de días, ya estaba en territorio estadounidense. Se estableció en el condado de Hall (Georgia), donde comenzó a trabajar como cocinero.

Ganaba poco y la plata no le alcanzaba: Crónica pobreza dedicarse drogas

Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas
José Luis Pacheco Rojas (Foto: Alguacil del condado de Hall)

No obstante, el efectivo que ganaba no era suficiente para suplir todas sus necesidades y mucho menos para complacer sus gustos, pues ahora quería vestirse con ropa de marca ¿y porqué no? Hasta tener su casita propia y un buen auto, para estar al mismo nivel que sus nuevos amigos, así es que se buscó otro trabajo.

Alguien le dijo que en las polleras de Gainesville pagaban bien y que ahí podía obtener buen dinero. Probó, pero tampoco le funcionó, así es que siguió explorando otras oportunidades. La construcción parecía la mejor oportunidad, pero el trabajo se le hizo demasiado agotador. No soportaba las inclemencias del tiempo, así es que renunció al poco tiempo. Crónica pobreza dedicarse drogas

José se rodeó de malas amistades: Crónica pobreza dedicarse drogas

Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas
Foto: Alguacil del condado de Hall

A pesar de que no tenía el dinero que tanto anhelaba y que él sentía que merecía, José se hizo bueno para las fiestas. Fue así como de parranda en parranda conoció a varios tipos de buena apariencia. Que parecían tener todo lo que él siempre había querido. Rápidamente se hizo amigo de varios de ellos.

No tardó mucho en darse cuenta de que no eran trabajadores regulares, sino que se dedicaban a uno de los tantos ‘oficios’ ilegales en Estados Unidos y la mayor parte del mundo: el narcotráfico. El pobre de José vio que ellos tenían todo en abundancia, así es que no tuvo otra opción (y lo digo sarcásticamente) que involucrarse con ellos.

El cambio en sus finanzas fue notorio: Crónica pobreza dedicarse drogas

Foto: Alguacil del condado de Hall

José cayó en cuenta que solo así podía lograr su ‘Sueño Americano’ pues más rápido de lo que pensaba comenzó a hacerse de sus propiedades y a ayudar a los suyos en su tierra natal. Parecía que por fin le había dado al clavo, hasta que se vio envuelto en un lío que nunca se imaginó y por lo cual le tocó huir.

En noviembre de 2000 José y algunos de sus amigos se vieron envueltos en una pelea al parecer relacionada con las drogas y en dicha riña acabó una persona muerta. Jorge Campos Ortega, de 34 años, falleció tras ser golpeado en la cabeza con algún objeto contundente. Su cuerpo fue encontrado un par de días después por un cazador en una zona boscosa de esa localidad. Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas

Todo apuntó a que José fue el autor del crimen

Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas
Foto: Alguacil del condado de Hall

Las autoridades comenzaron a indagar en la muerte de Jorge y al poco tiempo efectuaron capturas de sospechosos y todos apuntaron a que el asesino había sido José, así es que emitieron una orden de arresto en su contra por homicidio, pero a pesar de que lo buscaron por cielo y tierra, no pudieron encontrarlo.

Todo mundo creía que ya había abandonado el país y regresado a México con sus padres, así es que se temía que el crimen quedara impune. Sin embargo, en septiembre de 2019 cayó en manos de la policía, no por el asesinato, sino que con posesión de drogas. La policía tenía bajo vigilancia a un grupo de narcos y cuando por fin les cayeron, encontraron a José con ellos. Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas

Millonario cargamento de metanfetaminas

Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas
Foto: Alguacil del condado de Hall

El día en que José y sus cómplices fueron apresados en esa casa, les confiscaron 15.5 kilogramos de metanfetaminas, medio kilo de heroína, uno de cocaína, dos libras de marihuana, 14 pistolas, cinco rifles y 21,500 dólares en efectivo. Los fármacos estaban valorados en el mercado negro en 1.8 millones de dólares.

El pasado 8 de junio José, hoy de 43 años y sus compinches fueron sentados en el banquillo de los acusados. Él, a diferencia de ellos decidió no ir a juicio y se declaró culpable del cargo de narcotráfico a cambio de una sentencia menor, así es que el juez a cargo del caso lo sentenció a 10 años tras las rejas. Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas

“Fue por culpa de su pobreza”

Archivo/MH

Durante la ventilación de este caso en el tribunal, Molly Parmer, el abogado defensor de José sostuvo ante el magistrado que él se había envuelto en este tipo de actividades ilegales debido a su avanzado nivel de pobreza, de acuerdo con un artículo periodístico publicado ayer por el diario local Gainesville Times.

“Ultimádamente, la pobreza y la necesidad de proveer para sus pequeños hijos empujaron a mi cliente a involucrarse en las drogas. Él tomó la terrible decisión de participar en transacciones grandes y justamente por eso es que ahora lo están sentenciando”, comentó Parmer al Gainesville Times. Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas

Tampoco sabía de que había tantas armas

Foto: Alguacil del condado de Hall

El defensor de José declaró también que su cliente ignoraba que en ese domicilio había tantas armas de fuego, pues estaban ocultas en los armarios, aunque sí reconoció que su defendido tenía en su poder una pistola, la cual fue encontrada por los agentes que allanaron la residencia, justo debajo de su almohada en la cama donde él estaba durmiendo esa noche.

“Él llegaba a esa casa solo para abastecerse de drogas y pasaba ahí muy poco tiempo. Espero que una vez que cumpla la condena por el delito que cometió, mi cliente sea deportado para México”, agregó el letrado al Gainesville Times, lo cual todavía es incierto, puesto que la pesquisa en torno al asesinato de Jorge aún sigue abierta y él es el principal sospechoso. Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas

Como el caso es viejo deben confirmar las pruebas

Big Bear georgia
Foto: Getty.

El sargento Stephen Wilbanks, de la Oficina del Alguacil de Hall, aseguró a la prensa que el problema por el cual aún José no ha sido juzgado por el asesinato de Jorge es porque las pruebas que tenían en su contra deben ser analizadas otra vez con los nuevos avances tecnológicos para asegurarse de que fue él el asesino y evitar así que el caso vaya a venírseles abajo por alguna falla.

Será la Fiscalía la que tomará la decisión de enjuiciarlo por dicho crimen o no, dependiendo de los resultados que obtengan. La buena noticia es que al menos José va a pasar los próximos ocho años encerrado, así es que no tendrá tiempo de huir nuevamente y eso les dará a ellos espacio para poderse preparar bien en caso de que decidan proceder.

¿Es la pobreza una excusa válida para delinquir?

Archivado como: Crónica pobreza dedicarse drogas
Archivo/MH

Dicen por ahí que cuando se inventaron las excusas se acabaron los culpables y cuanta razón tiene este viejo adagio, pues hoy en día, cualquiera quiere justificar sus errores y hasta fechorías con argumentos baratos, que seguramente ni ellos mismos se los creen y mucho menos las autoridades que están preparadas para escuchar todo tipo de cuentos.

Si el ser pobre fuera una razón válida para convertirse en delincuente, no habría gente decente hoy en día, pues la mayoría de los inmigrantes que venimos a este país venimos justamente de familias pobres y algunos han pasado hasta hambre. Que hay quienes prefieren correr riesgos porque les gusta el dinero fácil y rápido esa es otra cosa, y aunque a lo mejor les da ganancias, al final no vale la pena perder su libertad. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.