Crónica: ¿Pero quién le echó a ‘La Migra’ a Filomeno?

Mario Guevara
Actualizado en

  • Crónica: ¿Pero quién le echó ‘La Migra’ a Filomeno?
  • Al verse rodeado, el mexicano despachó a sus compañeros cerró el negocio y se escondió.
  • Sin embargo, los agentes de ICE no se tragaron el cuento y esperaron hasta que el inmigrante se entregó.

Como periodista, uno de mis deberes es indagar a fondo en las historias para poder exponerlas lo mejor posible, pero lamentablemente, por más que quiera o por mucho que me rebusque, no siempre logro llegar a la raíz de un suceso.

Uno de los casos que más recuerdo es el de Filomeno, un padre mexicano que, tras una larga jornada laboral en su taller de mecánica en Georgia, fue arrestado sorpresivamente por un grupo de agentes federales que estaban fuertemente armados.

Resulta ser que Filomeno se casó con una estadounidense con quien procreó un hijo, pero nunca arregló su estatus migratorio.

La situación en el hogar se comenzó a poner fastidiosa y un día Filomeno fue detenido por la policía y acusado de violencia doméstica.

El mexicano cayó entonces en cuenta de que como familia no tenían futuro y decidió separarse de ella. Pronto conoció a otra mujer y comenzó una nueva relación sentimental.

Pero el muchacho cometió otro error. Las autoridades locales lo descubrieron manejando intoxicado y, tras arrestarlo, lo entregaron a Inmigración, que luego de un par de meses lo deportó a su tierra natal.

Tras llegar a su país con las manos vacías, Filomeno pensó que lo mejor sería volver a Estados Unidos, pues acá prácticamente tenía lo más importante de su vida: su hijo, su pareja y su negocio.

Hacía varios años que en sociedad con uno de sus hermanos habían abierto un pequeño taller mecánico en la ciudad de Chamblee, en donde, desde el principio les fue bien.

Él sabía que no sería nada fácil vencer los obstáculos, que debía luchar por no quedar en el camino y esconderse bien para poder burlas los controles de la Patrulla Fronteriza.

A Filomeno le fue bien, pues logró superar todas las barreras y apenas un par de semanas después de haber sido expulsado de EE.UU. ya estaba de vuelta en Atlanta.

Crónica Migra a Filomeno

Search

+