Crónica: Parecía un “crimen perfecto”, pero se equivocaron

blank
blank

  • Crónica: Parecía un “crimen perfecto”, pero se equivocaron.
  • Tras salir de ver la película del Rey León todo acabó en tragedia.
  • La hispana está acusada de orquestar con su nuevo novio el asesinato de su pareja.

Anthony Vela, su pareja, Yainerys Gil y sus dos pequeños fueron al cine para ver la película de la película del Rey León sin siquiera imaginarse que esa sería la última vez que convivirían.

Cuando regresaron a su apartamento se dieron cuenta de que se les habían metido los ladrones y que les habían robado muchas de sus pertenencias de valor.

Llamaron de inmediato al 911 y un par de patrullas llegaron al lugar para tomarles la denuncia.

Tras hacer el reporte y el conteo de las pérdidas, los uniformados se retiraron del complejo residencial. Nadie tenía ni idea de lo que se avecinaba para esa familia.

Y es que un instante después de la partida de los oficiales Vela notó algo sospechoso en su vecindario. Un vehículo desconocido.

Entonces Vela, de 24 años, cometió el error de su vida. En lugar de llamar nuevamente a la policía para que reportar el hecho, decidió abordarlo e investigar por él mismo.

Al acercarse el automóvil, se dio cuenta de que a bordo se encontraban dos personas, pero eso no es todo.

Notó además de que en el asiento trasero estaba su juego de PlayStation y otros de los objetos que recién habían sustraído de su hogar.

Sin pensarlo dos veces, Vela los confrontó sobre el atraco en su casa y al verse descubiertos, fue recibido a tiros por los ocupantes del coche.

Tras ser impactado por varias de esas balas, Vela se desplomó y sus verdugos huyeron del lugar a toda prisa, como alma perseguida por el diablo.

Tras escuchar las detonaciones, Gil salió de su vivienda y se topó con la escalofriante escena de ver al padre de sus dos niños desangrándose en el suelo.

“Literalmente murió en mis brazos. Yo lo sostenía, pero sabía que estaba muriendo… Espero que los asesinos sepan el gran daño que nos han hecho y que tarde o temprano pagarán por esto”, declaró entre lágrimas Gil al noticiero WSB-TV poco después de la tragedia.

Unos días después, el Departamento de Policía del condado de Cobb (Georgia) arrestó a dos sujetos sospechosos del asesinato de Vela.

Los investigadores lograron asociar con la escena del crimen a Christopher Gutiérrez y Zackary Franks, ambos de 19 años. Tras interrogarlos, descubrieron algo que los dejó perplejos.

La noche de la tragedia Gutiérrez y Gil habían estado texteando entre ellos. La chica aparentemente lo mantuvo informado sobre todo lo que harían esa tarde, como para facilitarles que cometieran el robo.

Pero eso no es todo. En uno de esos mensajes Gutiérrez le dijo claramente a Gil de que estaba emocionado porque “finalmente iba a ocupar su pistola”.

Con semejantes pruebas incriminatorias, las autoridades no dudaron en ir tras la joven, a quien acusaron de orquestar el asesinato de su pareja.

Los detectives creen que ella y Gutiérrez tienen una relación sentimental y que aparentemente creyeron que la mejor forma de quedarse con la custodia total de los dos menores y quitar a Vela para siempre de su camino era matándolo.

Pero se equivocaron y el trío ahora aguarda prisión en la cárcel de la localidad a la espera de su juicio y sin derecho a libertad bajo fianza.

Crónica: Parecía crimen perfecto

Christopher Gutiérrez y Zackary Franks, ambos de 19 años, son los presuntos autores materiales del crimen. (Alguacil de Cobb)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank