Crónica: Panadero descuartizado en su propia casa (VIDEO y FOTOS)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete
Recibe por email todo nuestro contenido.
Crónica: Panadero descuartizado en su propia casa (VIDEO y FOTOS)
  • Crónica: Panadero descuartizado en su propia casa.
  • Hispano muere en horrendo caso de violencia doméstica ocurrido en plena cuarentena por la pandemia del coronavirus.
  • El macabro descubrimiento y la confesión de quién lo asesinó son impresionantes.

Un hispano terminó su vida de la forma más macabra que puedas imaginar, es el caso del panadero descuartizado que conmociona a Perú.

Jhonny (Yoni) Sánchez Aguirre, de 54 años, estaba feliz de su última conquista. Carolina Milagros Laime Carbajal, de 26. Caro se había ido a vivir con él. Ella era joven y bonita, Yoni no podía creer su suerte.

La hija de Sánchez Aguirre no estaba muy de acuerdo con la relación: le parecía que había mucha diferencia de edad, pero tampoco quería ponerse en contra de su padre, sobre todo ahora que lo veía contento.

Yoni era panadero, le gustaba lo que hacía, y lo hacía bien. Ahora la vida era hermosa.

El domingo 17 de mayo les pilló bebiendo de madrugada.

Cuando bebían, Caro se ponía un poco violenta. Yoni no le andaba muy lejos. Mucho alcohol y poca cabeza.

Empezaron a discutir, y con la bebida por medio, pronto se salió de cauce. Ya sabes, a veces, cuando estamos un poco borrachos, los actos no se dimensionan, puedes decir algo que no quieres y herir al alguien.

Pero en el caso de Yoni y Caro, las cosas se salieron de control de verdad.

En medio de la discusión, Caro agarró un cuchillo.

“Deja eso, Caro, que te vas a cortar”, le dijo Yoni.

“¡¡No!!, ¡te voy a cortar a ti, estúpido!”, decía ella mientras se sentía cada vez más rabiosa.

“Caro, ¡deja eso!”, dijo Yoni, y se acercó a ella. Pero fue un movimiento que le costó caro. “Fail!”, diríamos.

Ella aprovechó que se acercaba y ¡le cortó la nariz de un tajo!

“¡Ahhhhh!”, gritó Yoni entre sorprendido y horrorizado. “¿Qué me has hecho?”, y se tropezó al agacharse de dolor.

Momento en que Carolina Milagros Laime Carbajal aprovechó para golpearle la cabeza contra el suelo hasta dejarlo inconsciente.

¿Te parece brutal? A mí también, hermano. Tomemos aire porque hay más.

Panadero descuartizado en su propia casa, por Mario Guevara (VIDEO)
Captura de video YouTube

Caro se quedó allí mirando a su novio inconsciente. En vez de pedir ayuda, llamar a la policía o hacer algo mínimamente humano, la chica decidió tomar un cuchillo de mango negro, de serrucho y procedió a descuartizar al panadero “empezando por los pies” y meter los trozos de su compañero en bolsas negras de plástico, de esas de basura.

Metió la cabeza en una bolsa, y las piernas en otras. Y esa misma noche tiró esas partes a la basura cuando pasó el recolector.

Después dejó la otras partes del panadero descuartizado debajo de la cama donde durmió por tres días con la idea de irlas tirando de a poco cuando pasara el camión de la basura.

El lunes 18 arrojó los brazos al camión.

Mientras tanto, la hija de Yoni, Bianca Sánchez, estaba preocupada. El dueño de la panadería donde trabajaba su padre le había dicho que hacía dos días que no iba a trabajar.

Panadero descuartizado en su propia casa, por Mario Guevara (FOTOS)

Así que, con un muy mal presentimiento, Bianca fue al domicilio que él compartía con Caro.

No esperó a que ella abriera la puerta. La empujó de un golpe. Quería ver qué pasaba.

Yoni no estaba. Caro sí.

“¿Dónde está papá?”, le preguntó Bianca.

Caro suspiró. “Se fue de viaje”.

Bianca retrucó. “Mentirosa, él me hubiera dicho. ¿Dónde está papá?”.

Y Carolina solo la miró con unos ojos oscuros mucho más negros por lo que había pasado. Se encogió de hombros.

A Bianca se le erizaron los pelitos de la nuca cuando sintió el olor. Olía a carnicería, a podrido, a hediondo. Su papá nunca hubiera permitido que su hogar apestase así.

Carolina la miraba fijo. Bianca decidió retirarse con una disculpa, pero se fue directo a la policía.

Cuando llegaron los agentes, Carolina no opuso resistencia. Confesó todo e indicó a los policías dónde estaba el resto del cuerpo desmembrado, bajo la cama.

“Me reclamó que no le gustaba que salga con amigos, pero le dije que no éramos nada y no tenía por qué prohibirme de tener amigos y por eso se molestó… ya que no era la primera vez que me pedía tener relaciones sexuales y yo me iba de su cuarto”, confesó.

“Se acercó para jalonearme y volver a insistirme para tomar. Me molesté y me paré para irme de nuevo a la sala y me eché en el sofá por lo que él seguía insultándome”, dijo Laime en su confesión a la policía.

Después de descuartizarlo, Carolina continuó bebiendo, limpió la sangre derramada en el piso, escondió el cuchillo, ordenó el cuarto, tomó una ducha y se dedicó a ir dehaciéndose de las macabras bolsas negras durante 4 días. Hasta que llegó Bianca.

Panadero descuartizado en su propia casa, por Mario Guevara (VIDEO)

Esta ha sido mi columna de hoy. ¿Qué quieres que te diga…? El alcohol nos puede llevar por caminos que no querríamos recorrer. Y hay almas negras, yo… no tengo más palabras para describir este horror que Carolina resolvió con tanta sangre fría.

¡Te espero mañana, como siempre!