Crónica: Padre hispano pasa un año preso injustamente

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto: Alguacil del condado de Hall / Video: MH
  • Crónica: Padre hispano pasa un año preso injustamente
  • Los médicos le echaron la policía porque creyeron que era un abusador
  • Las autoridades lo encarcelaron creyendo que tenían suficientes pruebas en su contra

Si bien es cierto que la mayoría de personas que son capturadas hoy en día como sospechosas de cometer algún delito alegan falsamente ser inocentes, la realidad es que en algunos casos verdaderamente lo son, y a pesar de ello, han sufrido las repercusiones de haber sido inculpados erróneamente. Y un ejemplo de ello se los cuento en esta historia sobre un padre hispano que terminó preso injustamente.

Y es que tristemente, no hay un sistema infalible que pueda revelarle a tiempo a las autoridades esa verdad, por lo cual muchos han sido castigados injustamente y para cuando se descubre esa verdad, ya pasaron tiempo tras las rejas o, peor aún, hasta han sido ejecutados bajo la pena capital.

Los doctores le echaron a la policía y el padre hispano acabó preso injustamente

padre hispano preso

Un padre hispano se hizo famoso en Georgia tras haber sido acusado por agredir a su propio hijo, por lo cual pasó más de un año preso. Las autoridades arrestaron en diciembre de 2017 a Christopher Joe Medina bajo cargos de crueldad infantil en primer grado, pues su pequeño, de 3 meses de edad, fue a parar a un hospital con heridas graves en su cuerpo.

Los médicos llamaron a la policía, pues consideraron que el menor no pudo haberse lesionado solo. Los investigadores decidieron acusar a Medina como sospechoso. Tras su detención, el teniente Scott Ware, de la Oficina del Alguacil del condado de Hall, declaró a MundoHispánico que el infante incluso dejó de respirar debido a las hemorragias internas.

Jurado consideró de manera unánime que era inocente

padre hispano preso
Getty Images

Sin embargo, a pesar de que las autoridades consideraron que tenían suficientes pruebas para encarcelar a Medina, después de más de un año tras las rejas, fue exonerado en un tribunal estatal. Y es que en la audiencia que se celebró en contra del imputado, el jurado a cargo de decidir lo declaró inocente de todas las acusaciones. Así que el padre hispano habría estado preso injustamente.

“Apreciamos la paciencia de los miembros del jurado y de que se hayan tomado el tiempo de analizar todas las evidencias y pronunciarse de manera justa e imparcial. Siempre supimos que el señor medina no era culpable de esos cargos tan graves”, declaró al diario Gainesville Times el abogado del detenido, Blake Poole.

Y entonces, ¿qué le pasó al pequeño del padre hispano preso injustamente?

padre hispano preso

Este medio contactó a la fiscal a cargo de este caso, Wanda Vance, para obtener su versión con respecto a este revés legal, pero hasta el cierre de esta nota no habíamos recibido respuesta de su parte. Casos como el de Medina dejan en evidencia que no todo el que está encarcelado es necesariamente culpables de las acusaciones que pesan sobre ellos.

No obstante, ahora que Medina fue exonerado quedan dos grandes inquietudes: ¿cómo el pequeño resultó herido y quién fue el responsable de esas lesiones? Esas son preguntas a las que nadie ha dado respuesta aún, pero lo que sí es un hecho, es que a pesar de que no fue su padre el causante, este pasó largo tiempo encerrado como un delincuente.

Padre hispano preso injustamente no ha sido el único

crimen que no cometió

La justicia tarda, pero llega. En otro caso similar, un hispano fue liberado luego de pasar 17 años preso por un crimen que no cometió en Estados Unidos. El ahora exrecluso Lionel Rubalcava fue puesto en libertad tras pasar 17 años en la cárcel por un crimen del que fue exonerado, según reportó la Fiscalía del condado de Santa Clara, en California.

Una portavoz de la Fiscalía, Cynthia Sumida, confirmó a Efe que Rubalcava, quien tiene 40 años, recuperó la libertad horas después de que el fiscal del distrito, Jeff Rosen, retirase los cargos de los que fue imputado hace casi dos décadas.

Salvado milagrosamente por Proyecto Inocencia

Rubalcava fue declarado culpable de intento de homicidio y condenado a cadena perpetua por disparar desde un auto en 2002 a un hombre que quedó paralítico en San José, California. El exonerado fue condenado pese a demostrar que minutos después del ataque se encontraba en la ciudad de Hollister, a 46 millas de distancia del hecho.

Hace cinco años, abogados del Proyecto Inocencia, que se dedica a defender a condenados que cree inocentes, se hicieron cargo del caso de Rubalcava, quien siempre alegó ser inocente. “Ellos, y el hecho de que sabía que era inocente, me mantuvieron en movimiento, esperando en algún momento probaran eso”, expresó Rubalcava tras salir antenoche de la cárcel al periódico local Mercury News de San José.

Por pasar por un lugar y a la hora equivocada

La abogada del Proyecto Inocencia, Paige Kaneb, explicó también al diario que en enero pasado presentaron una recopilación de pruebas que exoneraban a su cliente y que la Fiscalía ayudó en este proceso. Los fiscales, además, interrogaron nuevamente a la víctima y esta dijo que no podía asegurar que Rubalcava fuese quien disparó.

Kaneb explicó al Mercury News que su cliente se convirtió en el blanco de las autoridades en el caso porque dos días después del tiroteo pasó por esa calle y se detuvo a hablar con una mujer que estaba justo en ese lugar.

Literalmente le robaron casi dos décadas de su vida

Aunque no hubo pruebas físicas que lo vincularan con el crimen o relación alguna con la víctima, la Fiscalía siguió con el proceso que derivó en la condena. Ante el tribunal que lo exoneró, el fiscal adjunto del distrito David Angel expresó su “profundo pesar” por el caso de Rubalcava y se disculpó con él y su familia en nombre de la oficina.

Rubalcava, quien cumplía su cadena perpetua en la prisión estatal de Pleasant Valley, declaró tras ser liberado que sentía que le habían “robado 17 años de vida” y… ¡cuánta razón tiene! Casi se echa las dos décadas encerrado injustamente. Me pregunto cuántas personas habrá ahora mismo en una situación similar. Muchas gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Regresar al Inicio