Crónica: A Pablo Alvarado lo vence el sueño en el semáforo

Crónica: A Pablo Alvarado lo vence el sueño en el semáforo. El joven mexicano tuvo la mala suerte de toparse con el oficial Peña.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross
  • Crónica: A Pablo Alvarado lo vence el sueño en el semáforo
  • El joven mexicano tuvo la mala suerte de toparse con el oficial Peña
  • Las autoridades  arrestaron al muchacho sin dudarlo un solo instante

Crónica Pablo sueño semáforo. Pablo Alvarado Velásquez se acaba de meter en tremendo aprieto legal, al punto que fue a parar a la cárcel, le tocó pagar una severa multa y por si eso fuera poco, podría quedar imposibilitado de volver a manejar un vehículo motorizado y todo por no saber controlar su pasión por los tragos.

Y es que a este joven hispano de 22 años se le ocurrió la idea de echarse unas copas y luego, ponerse a conducir, algo severamente penado en Georgia. En realidad, no ni fue mucho lo que tomó según lo que pudo apreciarse en los videos captados por las cámaras corporales de la pareja de agentes que lo capturaron.

Lo suficiente para ir a parar ‘al bote’: Crónica Pablo sueño semáforo

Crónica Pablo sueño semáforo
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

A pesar de que no fue demasiado lo que bebió, sí lo suficiente como para no lograr superar las pruebas de sobriedad que le practicaron los uniformados del Departamento de Policía de la ciudad de Norcross, quienes prácticamente lo cacharon infraganti justo un instante después de haber salido de un nightclub local.

Y es que el problema con Pablo fue que al llegar a uno de los tantos semáforos de la larga y transitada Buford Highway este estaba en rojo. Por cierto, esa luz es de las que tarda más en cambiar, así es que mientras esperaba que se pusiera en verde, el sueño y cansancio tras una larga noche de parranda lo venció.

Se quedó dormido tras el volante: Crónica Pablo sueño semáforo

Crónica Pablo sueño semáforo
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

Literalmente, Pablo se durmió, ahí sentado en su auto y en plena calle. Estaba tan profundamente dormido al punto que no fue capaz de escuchar el sonido de los autos que atrás de él le pitaban para que avanzara y dejara de obstruirles el paso. De repente, atrás de la camioneta del mexicano se detuvo una patrulla de la localidad.

Se trataba del oficial dominicano Benny Peña, famoso en Georgia por su rigidez con la que opera para capturar a conductores borrachos. Peña prácticamente es un experto en detectar a personas que manejan intoxicadas y no les perdona ni siquiera el más mínimo error. Les pone cuanta multa le es posible y además los arresta.

Tuvieron que golpearle fuerte su vidrio: Crónica Pablo sueño semáforo

hispano se queda dormido
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

El representante de la ley le tocó la ventana al conductor, pero este no escuchó. Peña se vio en la necesidad de abrirle la puerta para poder tener contacto directamente con él, pero aún así, le tomó varios segundos reaccionar sobre lo que estaba aconteciendo. Bajó la ventana y el agente comenzó a darle instrucciones.

Lo primero que le dijo el agente es que debía apagar el motor del vehículo, pero el chofer parecía no entenderle. Así que él mismo tuvo que irse hasta la puerta del pasajero para apagarlo directamente, y así asegurarse que no fuera intentar nada. E inmediatamente le solicitó que le entregara su licencia de conducir y luego que saliera de la unidad. Archivado como: Crónica Pablo sueño semáforo

No superó los exámenes respectivos

Crónica Pablo sueño semáforo
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

Lo que siguió fue parte del protocolo en esta clase de casos. Tenían que determinar si se encontraba intoxicado con alguna sustancia prohibida. A Pablo lo pusieron a caminar en línea recta, a permanecer parado y firme en un solo pie, pero falló en ambas cosas. Faltaba el toque final para corroborar la sospecha de los uniformados de que estaba embriagado.

Medir su nivel de alcohol por medio de su aliento. Le colocaron el aparato para que lo soplara y ‘bingo’. El muchacho hispano también falló en eso, así es que le pidieron que se diera la vuelta, pusiera sus manos atrás y lo esposaron en el acto sin que este presentara ningún tipo de resistencia, afortunadamente, pues eso solo habría complicado su situación legal. Archivado como: Crónica Pablo sueño semáforo

Salió libre bajo fianza

Crónica Pablo sueño semáforo
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

Así tranquilitamente Pablo fue trasladado a la cárcel del condado de Gwinnett acusado de múltiples infracciones de tránsito, entre ellas quedarse dormido tras el volante, fallar en atender una señal vial (en este caso el semáforo), conducir sin licencia y para colmo, borracho y tener bebidas embriagantes abiertas en el coche, entre otras.

Pablo Alvarado recuperó su libertad unas horas más tarde tras pagar una fianza de más de 5 mil dólares en efectivo, pero obviamente eso no significa que ahí su deuda con la justicia quedó saldada, ni tampoco que su problema legal fue resuelto, ya que eso es solo el comienzo de una larga batalla jurídica. Archivado como: Crónica Pablo sueño semáforo

A pesar de todo, a Pablo le fue bien

Crónica Pablo sueño semáforo
Pablo Alvarado (Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett)

Pero hay algo que tengo que reconocer y es que a Pablo le fue relativamente bien, pues caer en manos de la policía es mejor que haberse visto involucrado en un accidente de tránsito, en el que fácilmente pudieron terminar personas muertas o heridas, así que las consecuencias legales habrían sido mil veces peores.

Por cosas del destino, la mayoría de los conductores borrachos que chocan, salen ilesos o con heridas menores, mientras que sus inocentes víctimas quedan en sillas de ruedas y hasta muertas. El último caso de esta índole que recuerdo al causante le cayeron 40 años de prisión por homicidio involuntario, así que por eso digo que a Josué no le fue tan mal que se diga. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima. Archivado como: Crónica Pablo sueño semáforo

Continua artículo relacionado