Crónica: Niñas ponen trampa a hombres pervertidos

  • Crónica: Niñas ponen trampa a hombres pervertidos.
  • Los sujetos no se imaginaban que se trataba de uniformados con ganas, pero de apresarlos.
  • Autoridades aseguran que van a continuar con esta clase de operaciones encubiertas.

Crónica. Los ojitos les brillaron cuando esas chicas bonitas respondieron los mensajes en privado que ellos les habían enviado unos días atrás por medio de las redes sociales.

Pero más emocionados se pusieron aun cuando ellas les mostraron que se sentían atraídas por sus múltiples piropos.

Los hombres no podían creer que esas jóvenes tan hermosas les estaban prestando atención o “parando bola”, como dicen comúnmente en algunos países de Latinoamérica.

La emoción en esos sujetos por el hecho de ser correspondidos era tanta que en adelante les costaba conciliar el sueño y algunos hasta perdieron el apetito, según lo que ellos mismos expresaron.

Todos tenían algo en común: escribían como unos verdaderos caballeros y algunos hasta lo de poeta se les salió.

Sin embargo, rápidamente decidieron dar el próximo paso y de cotejar con frases bonitas, pasaron a hacer invitaciones un tanto indecorosas.

Desde “me gustaría conocerte y pasar un momento muy agradable contigo”, hasta “me muero de ganas por hacerte el amor”.

Para su sorpresa, sus insinuaciones fueron bien aceptadas. Los individuos no podían creer que “semejantes bellezas” les habían aceptado sus invitaciones.

Sin pensarlo dos veces, comenzaron a planear sus citas, hasta ese momento a ciegas para ambas partes.

Y es que solo se conocían por medio de fotografías que habían intercambiado por Internet. Por alguna razón hasta entonces inexplicable, las chicas se habían negado a tener conversaciones en cámara con sus pretendientes.

Sin embargo, eso era lo de menos. Ellos estaban tan emocionados por conocerlas que se pusieron lo más presentables posible.

Vistieron su mejor ropa y seguramente hasta se pusieron su loción preferida. Querían dar la mejor impresión ese día.

Llegaron al lugar y la hora acordada del encuentro, pero las muchachas nada que aparecían.

Desesperadamente, comenzaron a contactarlas por medio de las redes sociales, y describieron cómo lucían y dónde exactamente las estaban esperando, lo cual era justo lo que “ellas” estaban esperando para caerles.

Cuando menos lo sintieron, los sujetos estaban completamente rodeados y no necesariamente de las señoritas que esperaban, sino que de puros policías.

Al final, seis hombres, cuyas edades oscilaban entre los 21 y 65 años, fueron apresados por tratar de tener relaciones sexuales con menores de edad.

Así es, las detenciones se produjeron en locaciones y días distintos, pero todos por lo mismo, de acuerdo con los expedientes judiciales.

Ellos sabían perfectamente de que las “chicas bonitas” que estaban tratando de seducir eran menores de 16 años, lo cual representa un delito grave en Estados Unidos.

Pero a pesar de ello, su emoción por probar algo prohibido pudo más, razón por la cual hoy están en la cárcel.

Ellos nunca se imaginaron que esas “adolescentes” en realidad eran investigadores del Buró de Investigaciones de Georgia (GBI) y de una unidad contra delitos cibernéticos del Departamento de Justicia (ICAC Task Force Program).

La mayoría de los detenidos, entre los cuales hay un hispano, son residentes de Georgia. Estos fueron identificados como Bryan Gómez, de 24 años y residente de Canton; Jason Bryan Major, de 33 años, de Dawsonville; y Robert Jones, de 37 años, de Atlanta.

También cayó preso Garrett Hick, de 21 años; Mark Shin, de 38 años, residente de Newnan; y David Nelson, de 63, quien viajó desde Gadsden (Alabama) para intimar con la menor.

Todos enfrentan cargos de tratar de inducir a una menor de edad para propósitos indecentes, explotación infantil, conspiración para cometer un abuso sexual.

De igual manera, acusaciones por distribuir de manera electrónica pornografía infantil.

Hubo dos sujetos que se salvaron de ser arrestados porque por alguna causa aún no determinada, fallaron a sus citas con sus “enamoradas”.

Pero ambos ya hay órdenes de captura porque las autoridades cuentan con suficientes pruebas en su contra.

La policía reveló que en estos momentos hay más de 220 agencias de la ley de Georgia involucradas en esta clase de investigaciones contra adultos que tienen fantasías de violar a menores de edad.

Y es que a pesar de que estas les acepten sus propuestas indecentes, es un delito.

Así es que seguramente las aprehensiones de esta media docena de supuestos pervertidos, así como no es la primera, tampoco será la última.

Moraleja: si no quieres acabar como ellos tras los barrotes, antes de pautar una cita con alguien por Internet, más importante es aún que le exijas prueba de que es mayor de edad, en lugar de pedirle fotos solo para verla como luce físicamente.

Gracias por leer mi crónica de hoy. Hasta la próxima.

Crónica trampa hombres pervertidos

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+