Crónica: Niña drogada y abusada sexualmente por varios hispanos

  • Crónica: Niña drogada y abusada sexualmente por varios hispanos
  • Le dieron drogas y, después, abusaron de ella entre cuatro hombres aunque solo tenía 12 años.
  • Dos de los arrestados por la policía contaron hechos “muy gráficos” de lo que le hicieron a la niña.

Me hierve la sangre. Es que de nuevo tengo que contarte algo escabroso, un abuso sexual bestial contra una niña de tan solo 12 años… y fueron hispanos los atacantes. ¡Qué dolor!

María, pongámosle ese nombre puesto que el verdadero no se ha facilitado por razones de protección al menor, fue con una amiga a un departamento que no conocía.

¿Qué fue a hacer allá? Todos les decimos a nuestras niñas que no hagan algo así. Pero María, seguramente, desobedeció lo que sus mayores le habían dicho y se dejó convencer por una amiga de 17 años.

Está bien, no tendría que haber ido, es arriesgado, pero tiene 12 años, es una… ¡niña! y, como tal, no sabe todavía dónde está el peligro. Por eso es que debemos cuidar tanto a los pequeños.

Bueno, a lo que iba.

María se fue con su amiga al departamento porque había una fiesta y, me imagino, que quería sentirse tan “adulta” como su acompañante.

Cuando llegó al lugar se encontró con varios hombres jóvenes. Entre ellos estaban Xavier Moreno Cardoza, de 18 años, y Delfino Rojas Jr., de 20.

niña drogada y violada por varios hispanos

Bexar County Sheriff’s Office. Delfino Rojas Jr. was charged with indecency with a child / Xavier Cardoza was charged with aggravated assault of a child

Allí, vio que los hombres estaban consumiendo marihuana y hongos psicodélicos. Parecían pasarlo muy bien así que, ella, que quería ser mayor, pidió un poco.

Delfino era el encargado de las drogas. La miró midiéndola.

“¿Cuántos años tienes?”, le espetó. Le parecía muy poca cosa para aguantar las drogas.

“¿Qué te importa? ¡¡Dame!!”, respondió la niña con los labios pintados.

Delfino se encogió de hombros, realmente le valía que la chica se diera vuelta. Habían ido a divertirse, no era su problema.

Xavier tenía otro interés al margen de las drogas. La chica parecía joven, pero también parecía dispuesta a todo después de un rato.

María se sentía febril después de consumir, todo le daba vueltas, se sentía extraña, fuera de sí.  Se reía, bailaba, no podía estarse quieta aunque, al caminar, tropezaba de forma ostensible y torpe. Era como tener duendes diabólicos en el alma.

La acompañante de María se fue sin decir nada. Quizá solo hizo “la entrega”, quizá se asustó y se fue, quizá quiso llevarse a María pero no pudo y no insistió. La cosa es que la dejó sola con los cuatro tipos.

Y ellos se fueron acercando a la niña, como lobos hambrientos olisqueando a su presa.

“¿No quieres jugar con nosotros?”

“¿A qué quieren jugar?”

“¡No te hagas, z…, bien sabes!”

“Solo tengo 12 años”, fue la primera vez que María dijo su edad. Estaba demasiado confundida y ya solo quería irse a casa… pero era tarde.

“Qué vas a tener 12 años, por lo menos tienes 16 y ¡apuesto a que no es la primera vez que te haces una orgía!”. Los tipos se reían y la manoseaban por todas partes.

La niña tenía manos en las piernas, en los pechos, en su intimidad.

“¡Que no! ¡Que tengo 12 años!”, comenzó a negarse.

“Ven z…, ven a divertirte con los cuatro, ¡te la vamos a hacer pasar de película! Cuatro machos para ti sola…”

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+