Crónica: Niña de 10 años embarazada de su hermano de 15

  • Crónica: Niña de 10 años embarazada de su hermano de 15.
  • El abuso infantil traducido en uno de los casos más escalofriantes que hemos visto.
  • Se descubrió que una pequeña sufría abuso sexual en su propia casa bajo la tutela de sus padres.

Ayer mismo te hablaba de cómo los abusos sexuales infantiles están a la orden del día en nuestro país y en nuestra comunidad. Te conté un par de historias que me llegaron y hoy te cuento de una niña de 10 años embarazada.

Bueno, esto me quedó dando vueltas en la cabeza. No sucedió en Estados Unidos, sino en Argentina, pero la base del horror es la misma y hay casos aquí muy parecidos.

Crónica: Niña de 10 años embarazada de su hermano de 15

Imagen ilustrativa: ShutterStock

Lo que me dejó fuera de mis cabales es la complejidad y lo espantosamente intrincado de esta historia que no se puede creer.

Los nombres de las personas no han sido revelados porque son menores de edad, pero vamos a imaginarlos.

La pequeña ‘Jessi’ de 10 años no se había estado sintiendo bien desde hacía unos días. Bueno, se había estado sintiendo peor, porque ya hacía semanas que estaba rara.

En relidad, después de cumplir los 9 añitos es que su madre venía viendo que no era la misma. Que le bajase el periodo tan tierna edad era algo muy prematuro, pero sucedió y tenían buen cuidado de que no fuera a hacer cosas raras con algun compañero de colegio.

Pero Jessi se quejaba de malestar estomacal. Le dieron ibuprofeno, pero nada. La pusieron a dieta… pero nada. El dolor no se iba, así que la llevaron al Hospital Pediátrico Doctor Fernando Barreyro de Posadas, en el norte de Argentina.

Crónica: Niña de 10 años embarazada de su hermano de 15

Hospital pediátrico Dr. Fernando Barreyro, Posadas

El pediatra revisó su abdomen.

“¿Dónde te duele exactamente, linda?”

“Acá…”, y la niña se tocaba el vientre y la parte baja de la espalda.

El pediatra puso su mano sobre su vientre y quedó unos segundos en silencio.

“Quiero una ecografía urgente ahora mismo”, le dijo a la enfermera.

“¿Qué tiene, doctor?”, preguntó la madre.

El pediatra huyó su mirada. “Aún no sabemos, quiero esa ecografía para estar seguros, señora”.

Cuando la pantalla mostró la dolencia de Jessi, nadie quería creer lo que estaban viendo.

En el diminuto vientre de niña había un bebé de más de 7 meses de gestación que estaba transitando sufrimiento fetal.

Imagen ilustrativa: ShutterStock

“Señora, su hija está embrazada”, dijo el pediatra con un fondo de náusea en la garganta.

“¿Cómo embarazada?”, contestó la mujer. “¡No puede ser!”.

Pero, en el fondo de su alma, sabía que sí podía ser. Lo había sentido de alguna manera. Sabía que algo estaba pasando en casa pero no quiso saber la verdad… porque era tan espantosa que era mejor dejarla oculta.

“Señora, tengo que dar parte a las autoridades ahora mismo”.

La denuncia fue realizada desde la dirección del hospital en la Comisaría de la Mujer. Cuando le preguntaron a Jessi qué había pasado, ella no supo responder de inmediato. En realidad no entendía qué sucedía.

Con cuidado fueron ahondando en las preguntas, se necesitaba mucho tacto para saber quién había violado a la niña. Y la repuesta, una vez sacada a la luz fue una de las peores.

Su hermano, su propio hermano de 15 años, la había violado una vez “nada más” en su propia casa.

La titular del área de Infancia del Ministerio de Desarrollo Social, Ana María Pereira, explicó a los medios que ‘Jessi’ necesita cuidados especiales porque ella misma está en pleno crecimiento y que su bebé corre riesgo también.

“Es el caso más extremo de edad de embarazo infantil con el que me ha tocado lidiar”, dijo.

Archivado en: Niña 10 años embarazada

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+