Crónica: Mientras que su mujer lo mantenía, él abusaba de su hijita

blank
blank

  • Crónica: Mientras que su mujer lo mantenía, él abusaba de su hijita.
  • Cuando volvía de su escuela, el sujeto satisfacía sus instintos bestiales.
  • La niña tuvo miedo de haber sido contagiada por alguna enfermedad sexual y decidió revelar su más íntimo secreto.

En Georgia acaba de salir a la luz un nuevo caso de abuso sexual infantil y el responsable nuevamente es el padrastro de la víctima.

El salvadoreño Fermín Antonio Gómez Cisneros tuvo un accidente de trabajo y se vio en la necesidad de tomarse un descanso de varios meses, tiempo en el cual, a su mujer, cuya identidad no será revelada, le tocó ponerse a trabajar para sacar adelante el hogar.

El centroamericano tuvo entonces que quedarse a cargo de cuidar al niño que había procreado junto con su pareja y a la hermanita de este, una pequeña de 11 años, que no era hija biológica suya.

Pero al verse solo con la menor, Fermín dio rienda suelta a sus instintos bestiales y comenzó a abusar de ella. Primero comenzó a acariciarla por encima de su ropa, pero después escaló y la desnudó para manosearla. Afortunadamente, la situación al parecer no pasó a mayores, al menos no se le pudo comprobar nada más en el juicio en su contra.

Los abusos se supieron cuando la madre de la chica decidió tener una conversación muy íntima con ella. Más que de mamá a hija, le habló de amiga a amiga, lo que le dio confianza a la menor de exponerle todo.

La charla se trataba de las enfermedades venéreas. La madre de la víctima le trataba de explicar que más adelante, cuando ella decidiera comenzar su vida sexual, debía cuidarse mucho para no contagiarse de alguno de tantas dolencias peligrosas que existen hoy en día.

“Mamá, tengo miedo de estar ya enferma. ¿Me podrías llevar a ver un médico por favor?”, fue la petición de la chica.

Su madre suspiró, pues temía sobre algo malo: que su niña ya tuviera una vida sexual activa o peor aún, que hubiera sido violada.

La mujer comenzó a presionar a la niña para que le contara todo y esta no tuvo más remedio que exponerle lo que su padrastro le hacía cada vez que volvía de la escuela y que ella se encontraba trabajando.

La menor agregó que no le había contado antes por miedo al sujeto que la amenazaba de muerte, pero que ahora se sentía más segura ya que él ya no vivía en el mismo domicilio, pues unos hacía unos meses que ellos se habían separado tras tener una serie de problemas personales.

Según la chica, el hombre la penetró varias veces, lo que enfureció a la mujer, quien hizo lo correcto y llamó de inmediato a la policía del condado de Gwinnett para denunciar el hecho.

Como era de esperase, en cuestión de minutos la casa de la familia estaba llena de policías. Los oficiales escucharon la versión de la madre y de la menor y decidieron ir a confrontar al entonces sospechoso.

Lo encontraron en un apartamento cercano, pues todavía estaba en contacto con su ex, ya que tienen un hijo en común.

Tras interrogarlo, los uniformados decidieron arrestarlo. Y es que, aunque Fermín negó haber tenido contacto sexual con la chica y alegó de que ella estaba hablando esas cosas porque no estaba de acuerdo en la relación que acababa de iniciar con su madre, se metió en problemas al hablar más de la cuenta.

Y es que les dijo a los agentes de que, aunque eso hubiera sido cierto, en su país El Salvador un adulto podría involucrarse con alguien menor sin tener repercusiones legales. Eso hizo que la policía dudara de su versión y decidiera llevárselo.

Crónica mujer abusaba hijita

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank