Crónica: Muchacho latino espiaba a otra persona mientras defecaba

Crónica: Muchacho latino espiaba a otra persona mientras defecaba. Al joven no le bastó con verlo, sino que hasta se lo mostró a un amigo.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Crónica: Muchacho latino espiaba a otra persona mientras defecaba
  • Al joven no le bastó con verlo, sino que hasta se lo mostró a un amigo
  • William Dueñas fue acorralado por la policía hasta que confesó su fechoría

Crónica latino espiaba defecaba. Imagínate lo horrible que ha de ser entrar de emergencia al baño de un negocio porque no aguantas las ganas de defecar y que de repente entre alguien más no para hacer sus necesidades, sino que para espiarte. Pues este es justamente eso le acaba de pasar a una persona en una tienda de la ciudad de Norcross (Georgia).

Resulta ser que José (nombre ficticio que usaremos para proteger su identidad como víctima) ingresó al establecimiento comercial y de una vez se fue para los baños. Necesitaba con urgencia usar el inodoro, lo que tarde o temprano puede ocurrirle a cualquier persona. Una vez que estaba defecando ingresó alguien más al baño.

Se trataba de un empleado del negocio

Crónica latino espiaba defecaba
Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett

Ese sujeto no era cualquier persona, sino que un trabajador de la tienda, quien luego fue identificado como William Dueñas Alvarado, quien apenas está por cumplir 18 años. El muchacho estaba hablando por teléfono con alguien más. Se metió al inodoro aledaño al que se encontraba José y se le ocurrió una “brillante” idea.

Se puso a chistear con su amigo en el celular y supuestamente le dijo que le mostraría cómo se limpiaba el recto el “cagón” que tenía a su lado en ese instante. De inmediato bajó el celular y apuntó hacia José, quien no tardó en darse cuenta de que lo estaban espiando. Rápidamente se limpió y salió en el acto del sitio. Archivado como: Crónica latino espiaba defecaba

Llamó a la policía en ese preciso instante

Crónica latino espiaba defecaba
Archivo/MH

Molesto por semejante invasión a su privacidad, José tomó su teléfono y marcó el 911 para denunciar que lo habían gravado sin su consentimiento mientras que estaba defecando. En cuestión de minutos llegaron dos patrullas al lugar. Cuando aparecieron los uniformados encontraron a José discutiendo con William.

Y es que la víctima esperó hasta que saliera el otro individuo del baño para confrontarlo. Al ver a los agentes, William lo negó todo de manera rotunda. El sospechoso declaró que lo único que había hecho es poner su celular en el suelo cuando estaba por limpiarse y que a lo mejor esa acción fue confundida por José. Archivado como: Crónica latino espiaba defecaba

El denunciante no se dio por vencido

Crónica latino espiaba defecaba
FOTO ARCHIVO MH

Al escuchar dicha versión, José afirmó que él estaba convencido de que lo había grabado, por lo cual los agentes le pidieron que les mostrara su dispositivo, a lo que este accedió. Efectivamente, no encontraron ningún video o fotografía relacionada con José, pero obviamente eso no significaba que no lo había hecho.

Y es que pudo haberlo borrado hasta de su papelera es cuestión de segundos, por lo cual continuaron interrogándolo. Luego de casi una hora de quererle sacar la verdad a toda costa, William “soltó la sopa” como dicen por ahí en el vulgo callejero cuando se refiere a confesión por parte de alguien que hizo algo malo. Archivado como: Crónica latino espiaba defecaba

“Quería ver si se limpiaba bien el ano”

Hispano en problemas
Archivo/MH

De acuerdo con el reporte policial, tras verse acorralado por los representantes de la ley y el orden William confesó que sí había activado la cámara de su celular, pero no para grabar, sino que para hacer FaceTime con uno de sus amigos con quienes estaba conversando en ese instante.

La idea era mostrarle a su cuate como José se limpiaba con papel higiénico, para lo cual colocó su celular por debajo, que es exactamente lo que alcanzó a ver el denunciante y que lo obligó a llamar a las autoridades. Ante semejante declaración no había más que hacer. William fue arrestado en el acto. Archivado como: Crónica latino espiaba defecaba

Transmisión electrónica de imágenes íntimas

Hispano en problemas
FOTO Archivo MH

William Dueñas Alvarado fue recluido a la prisión del condado de Gwinnett, puesto que, bajo la ley de Georgia, todo individuo mayor de 17 años ya puede ser juzgado como adulto. La policía de Norcross le presentó cargos por transmisión electrónica de video mostrando a una persona desnuda sin que ella diera su permiso.

El adolescente solo estuvo unas cuantas horas tras las rejas, pues fue liberado tras pagar una fianza de 5,700 dólares. Es la primera vez que William pisa una cárcel en su vida, y espero que aprenda la lección y que no vuelva nunca más. Los jóvenes en su inmadurez suelen cometer terribles errores, por eso, pienso que nosotros los padres nunca debemos quitar el dedo del renglón y vivir aconsejándolos y castigándolos cuando lo amerite. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima. Archivado como: Crónica latino espiaba defecaba

Continua artículo relacionado