Crónica: De modelo y actor a parricida infernal

  • Crónica: De modelo y actor a parricida infernal.
  • Modelo hispano degolló a su padre porque tenía “el demonio en el cuerpo”.
  • “Fue un accidente por amor”, dice su hermana melliza. 

Lo que sucedió fue un espanto anunciado desde hace años. Pudieron evitarlo pero, tristemente, no lo hicieron y todo terminó de forma brutal.

Una familia quedó destrozada y, además, ni siquiera pueden odiar al que inició todo, es imposible.

Vicente Hernández, de 25 años parecía tenerlo todo. Era modelo, había ganado un concurso de Mister España en 2017 y estaba haciendo sus pasos en la televisión. Iba de casting en casting, pero ya había conseguido un pequeño papel en la serie “La Casa de Papel”.

Pero pocos sabían del infierno que acompañaba a este hispano cada día de su vida.

Tras su rostro perfecto había una mente enferma. Muy enferma.

Siempre había notado algunas cosas extrañas, pero no fue hasta que cumplió los 21 que tuvo su primer brote. En 2016 lo diagnosticaron con trastorno agudo bipolar después de que había sufrido un “un episodio maniaco con síntomas psicóticos, con predominio de ideas delirantes”.

Eso debió ser el primer llamado de atención grave, porque estoy casi convencido de que su familia sentía que algo no estaba bien con Vicente.

El modelo intentó esconder su enfermedad mental bajo su apariencia ganadora. Quería ser modelo y actor, y no le faltaban las condiciones físicas.

Además, por si no había suerte en esa carrera, se preparaba también para su opción B, ser policía nacional.

Sin embargo, la vida le sonrió y, para su orgullo y el de todos los que lo amaban, Vicente ganó en 2017 el consurso de Mister España Pacific World.

Modelo y actor parricida degüella a su padre, por Mario Guevara

Vicente Hernández el día de su triunfo. Foto: Facebook, autor Paco Díaz Fotos

Después de esa victoria local, fue a luchar por el certamen internacional a Perú.

Pero no ganó.

Y su demonio interno no pudo resistir el estrés y la frustración.

En el vuelo de regreso a España desde Perú, el 27 de mayo de 2017, sufrió un brote psicótico.

“¡¡¡Soy Dios!!!”, gritaba en el avión ante la mirada azorada y espantada de los demás pasajeros. Intentó suicidarse, pero lo detuvieron y lo ingresaron en un hospital mental.

Allí lo estabilizaron y volvió a su vida normal con la condición de que siguiera su tratamiento a base de litio.

Se refugió en casa de su familia, con sus padres y su hermana melliza.

Pero muy poco tiempo después, el 3 de junio de 2017, Vicente tuvo otro brote psicótico fuerte. Tan severo que estuvo internado 15 días en una unidad de psiquiatría.

Según yo lo veo, ya son tres avisos bastantes contudentes del infierno que habitaba dentro de este hombre. No considero que fuera malo o un criminal, solo creo que se veía venir algo gordo, no había otra salida.

Pero lo que pasó fue más que espantoso.

Siempre que tuvo sus brotes psicóticos, Vicente quiso suicidarse. ¡Tan horrible es lo que sentía! Y en su último brote tambien lo quiso, pero se llevó a quien más quería por delante.

Página: 1 2 3