Crónica: Mexicano volvía cansado de su trabajo cuando cayó preso

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica: Mexicano volvía cansado de su trabajo cuando cayó preso
Foto: Alguacil de Gwinnett / Video: MH
  • Crónica: Mexicano cayó preso cuando volvía cansado de su trabajo
  • Afortunadamente, su destino es diferente al que pudo tener meses atrás
  • Sin embargo, “su salvador” ahora enfrenta la primera demanda en tan poco tiempo

Tras un largo y agotador día de trabajo como pintor, el mexicano Wuenceslao Castro Tienda acabó en una fría celda de la prisión de Gwinnett (Georgia) y no necesariamente por haber cometido un delito, bueno, al menos no uno grave como generalmente se espera de una persona que es arrestada. Hoy te cuento la historia de cómo un mexicano cayó preso cuando regresaba de su faena.

Wuenceslao Castro cometió el error de chocar accidentalmente la parte trasera de otro vehículo cuando iba camino a su hogar en la ciudad de Suwanne. Eso fue por una clara infracción de tránsito conocida como ‘manejar demasiado cerca’ o ‘following too close’ en inglés, que por lo general conlleva a una simple multa de poco más de 100 dólares.

A pesar de sus ruegos, le echaron a la policía y el mexicano cayó preso

Mexicano cayó preso
Wuenceslao Castro Tienda. Foto: Alguacil de Gwinnett

Tras causar el accidente y ver que los daños eran menores, Castro intentó negociar con el otro conductor. Le ofreció hacerse responsable de la reparación y así evitar que la cosa pasara a mayores, pues le confesó que no contaba con una licencia de conducir válida, pero de nada le sirvió. Y es que el otro chofer decidió que lo mejor era llamar al 911 para reportar el suceso.

Unos minutos después, llegó el oficial Gittens, del Departamento de Policía del condado de Gwinnett. El patrullero escuchó la versión de ambos choferes y se llevó preso a Castro por conducir sin licencia, ya que en Georgia eso es considerado un delito menor, así es que le tocó dormir en la cárcel, pues el mexicano cayó preso.

Al final no le fue tan mal al mexicano que cayó preso

Mexicano cayó preso
El patrullero no lo pensó dos veces en arrestar a Castro por manejar sin licencia. (Policía de Gwinnett)

El mexicano fue recluido en el centro de detenciones de esa localidad, pero unas horas después recuperó la libertad tras haber pagado alrededor de 800 dólares de fianza por los dos cargos que se le imputaron, así que pronto se reunió de nuevo con su familia y, de hecho, ahora mismo ya está nuevamente en sus labores cotidianas.

Si Castro hubiese caído preso hace unos seis meses no habría tenido ese privilegio, pues hasta diciembre del año pasado en dicho reclusorio habían de manera permanente agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), pues el antiguo alguacil, Butch Conway, como buen republicano, detestaba a los inmigrantes indocumentados.

Todo cambió para bien este año y el mexicano que cayó preso es una prueba

Mexicano cayó preso
La situación en la cárcel de Gwinnett cambió para los inmigrantes desde el pasado mes de enero. (Archivo/MH)

Pero en las elecciones recién pasadas, Conway salió como dicen por ahí “con la cola entre las patas”, pues el hombre a quien él quería dejar en su puesto fue avergonzado en las urnas al perder por amplio margen en la competencia contra el afroamericano demócrata Keybo Taylor.

Taylor se posicionó a principios de este año y rápidamente se ganó el cariño de nuestra comunidad, al punto de que todos lo consideramos “amigo de los latinos”. Y es que desde el primer día que asumió su puesto como sheriff sacó a ICE de su precinto y anuló todo acuerdo con las agencias federales para entregar y deportar a inmigrantes sin papeles.

Nada puede ser perfecto

Mexicano cayó preso
Una de las primeas acciones del nuevo alguacil fue correr a todos los agentes de ICE que estaban en su reclusorio. FOTO: Getty Images

Cualquiera hubiese creído que las acciones de Taylor por proteger a una minoría le ganarían los aplausos de todo el mundo, pero no fue así, pues ya salieron sus primeros detractores. Hoy el diario local Gwinnett Daily Post publicó un extenso reportaje en donde revela que el alguacil enfrenta una demanda múltiple por extorsión.

De acuerdo con los reportes periodísticos, hasta el Buró de Investigación de Georgia (GBI) ha tenido que intervenir para investigar a fondo las alegaciones en contra del nuevo funcionario, ya que son serias. Se supone que Taylor anuló contratos que tenía con agencias que prestan fianzas a los detenidos en su cárcel como represalia por no haberlo apoyado en las elecciones pasadas.

Hasta existe un video donde lo inculpan

Mexicano cayó preso
Alguacil Keybo Taylor (Fotografía tomada de su página de Facebook)

Al parecer no se trata de acusaciones infundadas, pues el GBI decidió que debía investigar luego de que una de las empresas acusadoras les entregara un video en el que se mira a Taylor conversando con uno de sus representantes, a quienes claramente le advirtió que debían apoyarlo o, de lo contrario, perderían sus concesiones.

Como era de esperarse, no todos cedieron, pues debido a sus diferencias políticas, a lo cual tienen todo el derecho, optaron por apoyar al otro candidato que obviamente perdió. Su denuncia es que, tras asumir el cargo, Taylor cumplió su promesa y tomó represalias en su contra, lo cual consideran extorsión.

Taylor legalmente tiene la potestad de sacarlos

Mexicano cayó preso
Alguacil Keybo Taylor (Fotografía tomada de su página de Facebook)

Como alguacil, Taylor está en todo su derecho de poner a la agencia que a él más le parezca conveniente, al igual que de sacar a la que guste, aunque estas tengan hasta 30 años trabajando con el condado, como es el caso de una de las que lo han demandado. Sin su aprobación y licencias respectivas, no hay agencias externas que puedan prestar las fianzas a los detenidos.

“Durante mi campaña prometí que reformaría el sistema de justicia criminal en Gwinnett y tengo la discreción de decidir cómo hacerlo. Lo primero que hice fue indagar en las antiguas compañías de fianzas y decidí eliminarlas a varias por no cumplir nuestros estándares, por lo que ahora me demandan. Estas acusaciones son parte de un juego político”, aseveró Taylor al diario Gwinnett Daily Post.

Le espera una larga batalla legal

Graba muerte accidente Corvette Mexicali México
La mayoría de los hispanos que son arrestados diariamente en Georgia es por manejar sin licencia. (Archivo/MH)

Mientras que Taylor y sus ahora oponentes llegan a una conclusión en esta batalla legal que seguramente será larga, la buena noticia es que al menos gente de bien como el señor Castro y muchos otros que a diario son capturados por los diferentes cuerpos policiales de Gwinnett seguirán siendo liberados, lo que antes no ocurría.

La mala noticia es que el que hayan sacado por completo a ICE, también ha perjudicado a otras personas, como el caso de las víctimas de delitos más serios. Hace un par de semanas supe el caso de un marido abusador que le pegó salvajemente a su mujer y ella lo denunció. La policía lo arrestó, pero salió libre unas horas después. A su exseñora le tocó mudarse a otro estado para evitar que fuese a terminar lo que comenzó. Si Inmigración hubiese estado ahí, este tipo aún estaría preso. Es la parte negativa de todo. Gracias por leer mi crónica de este martes en MundoHispánico.

Crónica: Hispano pagará caro por lo que le vendió a gringa

Crónica Hispano vendió gringa.
Jason Carmona y Abigail Pearce. (Alguacil condado de Union)

Un hispano de 40 años y su noviecita de 21, están tras las rejas acusados nada más ni nada menos que del asesinato de una mujer. Pero contrario a lo que muchos creerían, este no se trató de un crimen a sangre fría ni tampoco de algo premeditado, pero a pesar de ello, las autoridades planean darle con todo.

Y es que según los expedientes judiciales Jason Carmona y Abigail Pearce son los causantes de una manera indirecta de la muerte de Sheila Burton de 47 años, quien residía en el condado de Union (Carolina del Norte) hasta finales del año pasado cuando perdió la vida tras hacerle una compra a los imputados.

No se trataba de cualquier compra-venta

Crónica Hispano vendió gringa.
La víctima fue trasladada de emergencia pero al final sucumbió. (Alguacil condado de Union)

Lo que Sheila le compró a Jason y a Abigail no fue cualquier cosa, sino que heroína, una de las drogas más potentes y peligrosas del mundo, de acuerdo con los investigadores de este caso. La mujer les hizo la compra porque al parecer era adicta a este fármaco, pero tuvo una sobredosis que su cuerpo fue incapaz de resistir.

La noche del 20 de octubre de 2020 los rescatistas acudieron a una llamada de emergencia reportando a una mujer que acababa de sufrir un paro cardíaco. El personal médico llegó al domicilio en cuestión de minutos y lograron recuperar el pulso de la víctima, que de inmediato fue trasladada al hospital.

Sucumbió poco después en la clínica

Crónica Hispano vendió gringa.

Lastimosamente, la mujer no resistió más y unas horas más tarde en el centro hospitalario. Tras realizarle la autopsia, las autoridades descubrieron la verdadera causa de su muerte: una sobredosis de heroína, por lo que comenzaron a investigar para dar con quiénes se la habían provisto.

Los detectives de la Oficina del Alguacil del condado de Union analizaron bien los narcóticos y no tardaron mucho en descubrir la procedencia de la droga y la asociaron rápidamente con Jason y Abigail. Al parecer, el encargado de hacer dicha mezcla era el hombre y su querida, quien la ponía en mano de los consumidores finales. Para conocer más sobre la historia lee esta crónica.