Crónica: Me arrancaron el alma

  • Crónica: “Me arrancaron el alma…”
  • La muerte de una bebé inmigrante por malas condiciones en centro de detención.
  • Un testimonio que hizo llorar a Ocasio-Cortez… y te hará llorar a ti también.

Crónica: “Me arrancaron el alma…”

Yazmin apretó fuerte a Mariee que, sin cumplir todavía 2 añitos, miraba todo asombrada con sus hermosos ojazos negros repletos de curiosidad. Ambas habían huido de Guatemala buscando un futuro mejor. “Hicimos este viaje porque temíamos por nuestras vidas”. “El viaje fue peligroso, pero tenía más miedo de lo que nos podría pasar si nos quedábamos”. Es el inicio de la muerte de Mariee Juárez… y te romperá el corazón. Como a mí.

Por eso, cuando el ICE las detuvo en la frontera, Mariee miraba las luces de la patrulla sin entender que allí terminaba y comenzaba su vida tal y como la conocía.

Era una bebé fuerte y decidida, las dificultades del camino nunca la habían debilitado. Reía inocente con los cariños de los demás migrantes del grupo. Comía todo lo que le daban y nunca se deshidrató.

Yazmin velaba por su hija como una leona. Para eso es que habían emprendido esta aventura.

Estados Unidos… la meta a alcanzar para que Mariee se convirtiera algún día en la mujer que Yazmin nunca pudo ser. El país de la libertad, donde todo era posible. El refugio que les daría salud, educación y un futuro.

Yazmin ya la imaginaba en su fiesta de quinceañera. ¡Iba a ahorrar para ello desde el primer trabajo que encontrara!

Los agentes del ICE eran fríos. Fríos como el lugar al que las llevaron. “Una hielera”, explicó Yazmin. Una jaula heladora donde dormía en el piso, sobre el concreto. Era el centro de detención de Dilley (Texas).

No había cabida para la protesta por esas condiciones de detención para una bebé tan chiquita como Mariee.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+