Crónica: Madre latina olvida pagar su multa y termina presa

Crónica Madre latina multa terminó presa. La mujer cometió el error de dejar pasar el tiempo sin cancelar la infracción. Por un detalle

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Departamento de Policía de Norcross
  • Crónica: Madre latina olvida pagar su multa y termina presa
  • La mujer cometió el error de dejar pasar el tiempo sin cancelar la infracción
  • A pesar de que no es ninguna delincuente acabó tras las rejas como si lo fuera

Crónica Madre latina multa. Estados Unidos es uno de los pocos países del mundo en donde no hace falta ser un criminal para que alguien pueda acabar en la cárcel. Basta con cometer un pequeño error u olvido, para que uno termine en una fría celda donde solo merecen estar los que realmente representan un peligro para la sociedad.

Lastimosamente, a diario muchos inocentes caen presos por infracciones menores, sobretodo en estados como Georgia, donde hasta orinar detrás de un árbol, conducir sin una licencia válida u olvidar pagar una multa de tránsito, son suficientes faltas que un policía pueda detenerlo a uno, cuando en otras partes eso solo acarrearía sanciones económicas.

¿En el lugar y hora equivocados?: Crónica Madre latina multa

Crónica Madre latina multa
Departamento de Policía de Norcross

La semana pasada Zulma Gutiérrez conducía su vehículo por una transitada calle de la ciudad de Norcross (Georgia) con el celular en la mano, lo cual es una clara violación al reglamento de tránsito. La salvadoreña de 40 años no tenía ni idea de lo que el destino le tenía deparado.

Y es que se topó en su camino con un patrullero de dicha localidad, que justamente estaba en las vías en busca de conductores que cometen infracciones para imponerles las respectivas multas. Se trataba del oficial Jonathan Reyes, uno de los pocos hispanos que trabajan en esa agencia policial. Crónica Madre latina multa

Zulma atendió una llamada de su hija: Crónica Madre latina multa

Crónica Madre latina multa
Departamento de Policía de Norcross

Reyes le prendió las luces de su unidad a la conductora y tras abordarla luego de que ella detuvo la marcha, le explicó que la había parado por ir con el celular en las manos, lo cual es ilegal. “Yo sé. Lo siento. Es que mi hija me llamó y le contesté”, le dijo la mujer completamente apenada al verse descubierta.

“Está bien. No hay problema. Dame por favor tu licencia de manejo”, le respondió amablemente el uniformado. Ella le entregó el documento y él se regresó a su patrulla para revisarlo, lo cual es parte del protocolo en estos casos. Tremenda sorpresa se llevó Reyes cuando su computadora le avisó que ella no debía estar manejando. Crónica Madre latina multa

Tenía la licencia suspendida: Crónica Madre latina multa

Crónica Madre latina multa
Departamento de Policía de Norcross

Al agente le llegó una alerta cuando introdujo la información de Zulma. Le notificaron que su permiso de conducir estaba suspendido desde hacía varios meses y que, por consiguiente, ella no debía estar tras un volante. La mujer ignoraba por completo esa situación, así que la noticia le cayó como balde de agua fría.

Ella sabía perfectamente que eso era causa más que suficiente para que se la llevaran presa, así es que a pesar de que el oficial Reyes no quería hacerlo, le tocó. La centroamericana cooperó en todo momento en todas las indicaciones del funcionario. Ni siquiera objetó su decisión ni mucho menos cuestionó su trabajo. Crónica Madre latina multa

Por no pagar una multa previa

pagará caro la hispana
Departamento de Policía de Norcross

Hasta que ya estaba esposada en el asiento trasero de la patrulla fue cuando Zulma cayó en cuenta de que a principios de este año le habían dado una infracción por pasarse una luz en rojo. Para su desgracia, eso se le olvidó por completo, así es que se le pasó el plazo y no la pagó.

Su error la puso en una situación más que incómoda, pues a ninguna persona normal y de bien, como es el caso de Zulma, le va a gustar encarcelada, así sea por corto tiempo. La salvadoreña recobró su libertad unas horas después tras pagar poco más de 1,000 dólares de fianza.

Reyes no le remolcó su vehículo

pagará caro la hispana
Departamento de Policía de Norcross

El agente Reyes fue tan cordial que hasta esperó por casi media hora a que apareciera la hija de Zulma para que se llevara su auto y de esa manera no tener que remolcárselo, lo cual le habría generado más pérdidas económicas. Tremendo favor que le hizo, pues otro patrullero llama a la grúa y listo, se le acabó la espera.

Zulma tendrá que comparecer en la corte en un par de meses para tratar de resolver su situación de una vez. Espero que lo logre y sin tener que desembolsar más plata, pues ya suficiente con ese trago amargo que le tocó pasar. Dudo mucho que se le vaya a olvidar esa cita. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Continua artículo relacionado