Crónica: Madre hispana se queda dormida afuera de motel

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross
  • Crónica: Madre hispana se queda dormida afuera de motel
  • La mujer fue denunciada por el administrador y acabo presa
  • Las autoridades locales la sacaron de una de unas de las habitaciones

Crónica Madre hispana dormida. Un caso bastante raro y que involucra a una madre mexicana acaba de registrarse en Georgia. Y es que la mujer llegó borracha a un motel de la ciudad de Norcross y se quedó dormida en una de las aceras, muy cerca de la oficina del hospedaje, lo que atrajo la atención de su administrador.

Al percatarse de su presencia bajo esas condiciones, el encargado del lugar se levantó de su escritorio y salió para indicarle a la mujer que debía levantarse y retirarse del motel porque le estaba dando mala imagen, pero obviamente ella no le acató, pues se encontraba completamente inconsciente.

El mánager llamó al 911 para denunciarla

Crónica Madre hispana dormida
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

Al ver que la desconocida no acataba sus órdenes, el empleado llamó a la policía local para reportarla. Como no se trataba de una emergencia de vida o muerte, las autoridades se tomaron su tiempo en llegar. La primera patrulla tardó alrededor de media hora en aparecer, lapso en el que ocurrió algo.

Y es que pasó justo por donde la mujer estaba acostada uno de los huéspedes. Se trataba de un hombre afroamericano. Este levantó a la fémina y se la llevó para su recámara. Un par de minutos después llegaron a tocarle a su puerta dos oficiales buscando a la que ahora era su acompañante. Archivado como: Crónica Madre hispana dormida

El hombre abrió la puerta y entregó a la acompañante

Crónica Madre hispana dormida
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

Cuando la policía tocó, el sujeto que había recogido a la mujer abrió. Estaba sin camisa y con sus pantalones a media mostrando su ropa interior. El uniformado le pidió una identificación y le dijo que la mujer tenía que abandonar el lugar porque no tenía permiso para estar ahí ni tampoco era huésped.

El individuo no opuso ningún tipo de queja y les dio permiso de que la levantaran. Ella estaba acostada en su cama como durmiendo, pero despertó al primer llamado de los uniformados. Salió de la recámara y caminó junto a los agentes hasta el estacionamiento del motel. Archivado como: Crónica Madre hispana dormida

Trataron de dialogar con ella por las buenas

Crónica Madre hispana dormida
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

Que gran paciencia la que tuvieron los representantes de la ley y el orden, pues trataron de conversar con la mujer y obtener su información personal y familiar, pero esta no colaboró como ellos esperaban, así que al final terminaron arrestándola, bajo cargos de intoxicación en la vía pública.

Al ver que pretendían esposarla, la mujer opuso cierto nivel de resistencia exigiéndoles una razón justa de la detención. Hasta llegó al punto de intentar forcejear con los agentes, pero obviamente perdió porque no pudo con la fuerza de ellos y terminó con otro cargo más: conducta desordenada. Archivado como: Crónica Madre hispana dormida

Ya tiene antecedentes penales: Crónica Madre hispana dormida

mexicana a punto de terminar peor
Cuando metieron a Julietta a la patrulla le colocaron una mascarilla, pero como se retorció tabto, al final esta acabó cubriéndole todo su rostro. (Departamento de Policía de la ciudad de Norcross)

Cuando ingresó al Centro de Detención del condado de Gwinnett, los custodios le tomaron sus huelas dactirales y descubrieron su identidad. Se trataba de Julieta Berenice Martínez Meléndez, oriunda de Guadalajara (México) y de 33 años, una mujer relativamente joven para andar en semejantes condiciones.

Lo peor es que parece que su vida comenzó a arruinársela todavía más joven, pues a la edad de 23 años la arrestaron bajo cargos de crueldad infantil por golpear a sus hijos, después fue arrestada otra vez por violencia doméstica y en otra ocasión, por conducir sin tener una licencia válida. Archivado como: Crónica Madre hispana dormida

Poco a poco se fue arruinando la vida sin darse cuenta: Crónica Madre hispana dormida

mexicana a punto de terminar peor
Julieta Berenice Martínez Meléndez, mexicana de 33 años. (Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett)

Es triste saber que una persona como Julieta que fácilmente podría estar en cualquier puesto de trabajo ganándose la vida honradamente o cuidando su hogar al lado de sus hijos, haya terminado en la cárcel otra vez por andar deambulando por las calles prácticamente como toda una indigente.

A pesar de que son muchos los casos así que les exponemos, hay gente que no es capaz de darse cuenta de que están arruinando sus vidas y echándolo a perder todo tan lentamente que ni siquiera son capaces de percatarse. Y es que las adicciones corrompen, pero no queremos entender y seguimos creyéndonos autosuficientes y capaces de superarlo todo. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima. Archivado como: Crónica Madre hispana dormida