Crónica: Macabro Zoom terminó con alguien desnudo y alguien muerto

  • Crónica: Macabro Zoom terminó con alguien desnudo y alguien muerto.
  • Un hombre fue asesinado por su hijo mientras participaba en una videoconferencia por Zoom.
  • El asesino, aparentemente, estaba desnudo… pero parece que había una poderosa razón para que hiciera lo que hizo. 

Ahora casi todos estamos entrando en Zoom cuando necesitamos reunirnos por trabajo o cualquier otra cosa. Es una rutina de estos tiempos de pandemia. Pero lo que sucedió este jueves en medio de una videoconferencia… va más allá de lo imaginable.

El señor Dwight Powers, de 72 años, estaba reunido por Zoom con unas veinte personas. Tranquilo, desde su casa, con la cámara encendida, disfrutando del momento.

Realmente necesitaba esas reuniones, era su grupo de Alcohólicos Anónimos (AA) y necesitaba el apoyo para luchar con sus demonios internos.

Así que, pesar de no entender muy bien, al principio, cómo iba eso de las reuniones virtuales, pronto le encontró el truco.

Dwight Powers no vivía solo. Su hijo Thomas Scully Powers, de 33 años, vivía con él en su hogar de Amityville, Long Island.

Era mediodía, quizá había una taza de café humeante al lado del señor Powers, quizá un refresco. Estaba muy concentrado en escuchar lo que se decía en la reunión.

Él veía a los demás, los demás le veían a él.

Hasta que, de pronto, el grupo vio cómo Powers se desplomaba de su silla y desaparecía de la pantalla.

“¿Dwight? ¿Estás ahí? ¿Qué pasó, hermano?”

El hombre no contestó, pero todos los asistentes a la reunión de Zoom pudieron ver aparecer en pantalla un hombre calvo aparentemente desnudo con una máscarilla.

Era Thomas.

Crónica: Macabro Zoom

Twitter

Parecía estar arrancando las sábanas de la cama y colocándolas en el suelo como si estuviera cubriendo algo.

“Las sábanas estaban siendo arrancadas de la cama por un caballero que parecía estar desnudo y calvo y tenía un tatuaje en el brazo izquierdo, y luego las colocó en el piso como si estuviera cubriendo algo”, dijo un testigo del crimen que no quiso ser identificado.

Los asistentes a la reunión virtual de AA no podían creer lo que estaba sucediendo.

“¡Eh! ¿Qué está sucediendo ahí? ¿Dwight? ¿Estás bien? ¡¡Contesta, por favor!!

Pero el anciano no volvió a aparecer en pantalla.

Thomas descubrió que podían verlo a través de la cámara, así que, la cubrió.

Entonces varios de ellos llamaron al 911 y explicaron lo que habían visto. Claro que no sabían con exactitud dónde vivía su amigo, tardaron entre 10 y 15 minutos en averiguar su nombre y dirección.

Después del llamado al 911, la policía llegó a la casa de Powers unos 20 minutos más tarde.

Llamaron a la puerta.

Thomas Scully-Powers abrió y, acto seguido, la cerró de un portazo y echó a correr escaleras arriba hacia el segundo piso de la casa.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+