Crónica: Lo quemaron vivo por violar y matar a una nena (FOTOS Y VIDEO)

  • Crónica: Lo quemaron vivo por violar y matar a una nena.
  • Quemaron vivo a un supuesto pedófilo después de que fue acusado de violar y matar a una niña de seis años en México.
  • Los medios locales identificaron a Alfredo Roblero como el violador acusado en el estado de Chiapas.

Así, como lo lees… lo quemaron vivo. Alfredo Roblero fue acusado en Chiapas, México, de violar y matar a una nena de tan solo 6 años y la gente tomó la justicia por su mano.

Parece que Roblero había sido acusado de violar y matar a una niña llamada Jarid. La pequeñita había sido reportada como desaparecida el jueves 9 de enero, pero su cuerpito fue hallado en la carretera al día siguiente, decapitado.

Lo quemaron vivo por violar y matar a una nena, por Mario Guevara

Imagina el terror, el horror que habrá vivido esa criatura tan pequeña e indefensa. Alguien la tomó, la violó y la asesinó con saña. No quiero pensar en los momentos de agonía de esta pequeñita porque me hace sentir enfermo, asqueado.

La población del lugar también estaba horrorizada e indignada. El crimen contra la pequeña Jarid era espantoso y no quisieron esperar a que la justicia tomara cartas en el asunto.

Entiendo, hermano, como tú seguramente, que lo primero que te viene a la cabeza si le hacen esta salvajada a alguien indefenso que amas es… responder con otra salvajada.

Pero hay que pensar dos veces las cosas.

Los residentes de la comunidad de Faja de Oro no lo hicieron. Acusaron a Alfredo Roblero, de 37 años, de violar y decapitar a la niña.

Entonces, aunque ya había llegado la policía de la ciudad vecina de Tapachula a arrestarlo, la muchedumbre de compueblanos rodeó la patrullera y consiguió sacar a Roblero del interior del vehículo.

Lo llevaron a un parque, lo ataron a un poste, lo molieron a golpes y después lo rociaron con gasolina y lo prendieron fuego estando vivo.

La gente grababa con su teléfono celular mientras el condenado era atado, acusado a gritos de pedófilo, golpeado y prendido fuego.

No se detuvieron ni cuando el hombre cayó al suelo en llamas. El espectáculo era dantesco, fuera de este mundo y de todo lo que se pueda llamar civilizado.

Se le oía gritar cuando ardía en llamas retorciéndose en el suelo en agonía.

Me recuerda a la quema de brujas de la Santa Inquisición en la Edad Media.

Los agentes de Tapachula no pudieron o no quisieron hacer nada para detener el linchamiento. Quién sabe si estaban de acuerdo o se dieron cuenta de que estaban en inferioridad de condiciones frente a una turba enfurecida como aquella.

La cosa es que presenciaron el asesinato de Roblero sin hacer nada. Quizá pensaron que si intentaban salvarlo, ellos iban a ser linchados también. Cuando las multitudes se enojan, son terriblemente peligrosas, como una gran fiera compuesta de varias almas encendidas.

Después llegó la policía estatal con expertos de la Oficina del Procurador General de Chiapas (FGE) para investigar el caso. La Fiscalía General del Estado dijo que no permitirá que la gente haga justicia por su mano.

Y yo estoy de acuerdo. Aunque mi animal interior hubiera destrozado al potencial violador y asesino de mi ser querido, también sé que podemos errar en nuestro juicio y que la Justicia está para algo.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+