Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”
FOTO Especial MH
  • Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”
  • Hispano borracho se pone a tomar en la entrada de una casa ajena
  • La policía acudió tras recibir el llamado de los moradores de la vivienda

Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”. Hay personas que hasta son capaces de llorar y suplicar para que no se las lleven a la cárcel, pero lo creas a o no, hay muchas otras que hasta piden a gritos lo contrario, en especial las que ya tienen varias experiencias tras las rejas, pues llegan al punto de perderle el miedo a estar privado de su libertad.

Relacionado

Este fue justamente el caso de un hispano borracho de Georgia que la semana pasada llegó a la casa donde él vivía quién sabe hace cuánto tiempo, se sentó en una de las sillas que encontró afuera, abrió una de sus tantas latas de cervezas que cargaba y se puso a tomar justo en la puerta principal como si estuviera en su propiedad.

Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”: Borracho, pero no mentiroso

Crónica casa Tennessee cárcel
Departamento de Policía de Norcross

Cuando los agentes del Departamento de Policía de Norcross (Georgia) respondieron al llamado de emergencia de los habitantes del domicilio alertándolos de que había un hombre desconocido obstruyendo su entrada y salida, acudieron al lugar de inmediato. Primero llegó el oficial G. Spenser y luego su compañera, S. Wilthire.

Los uniformados abordaron el individuo quien, al verlos llegar, ni siquiera se inmutó. Eso sí, tampoco les mintió, porque cuando le preguntaron si vivía ahí, simplemente guardó silencio, por aquello de que todo lo que digas puede ser usado en su contra una vez que la persona es detenida.

Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”: “Estoy esperando a mis hijos”

Crónica casa Tennessee cárcel
Departamento de Policía de Norcross

Cuando le preguntaron lo evidente, de que, si estaba bebiendo, este les respondió que “sí, un poco” … Luego los patrulleros le explicaron que estaban ahí porque lo habían denunciado como un extraño invasor y que lo mejor sería que se fuera de inmediato para evitar problemas legales.

“Mis hijos vienen por mi. Los estoy esperando”, les respondió el desconocido. “¿Ya les llamaste?”, le volvieron a cuestionar. “No, porque no encuentro mi teléfono”, les dijo. “Entonces debes de decidir lo que quieres hacer, pero debe ser ahora, porque no puedes seguir acá”, le indicó el agente Spencer.

Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”: “Te puedo dar un aventón a un hotel si gustas”

Crónica casa Tennessee cárcel
Departamento de Policía de Norcross

La agente Wilthire le ofreció al hombre llevarlo a su hogar, a un hospital en caso de que se sintiera mal o incluso a un hotel para que fuera a descansar, pero este rechazó dichos ofrecimientos y les recalcó que lo que quería era seguir ahí, que no estaba haciendo ningún problema a nadie.

“No puedes quedarte acá. Debes escoger a dónde ir o si no, vas a parar en la cárcel”, le indicaron. “Está bien. Llévenme a prisión”, les respondió. Por lo que fue esposado en el acto y trasladado al Centro de Detención del condado de Gwinnett. En el reclusorio lo identificaron como Nestor Antonio Gutiérrez, un ciudadano nicaragüense de 57 años.

Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”: Tiene amplio conocimiento de ese precinto

Crónica casa Tennessee cárcel
Departamento de Policía de Norcross

Me llamó mucho la atención porqué este hispano borracho no sintió el más mínimo temor o preocupación de ir a parar a una fría celda, así es que hice una búsqueda más a fondo de su expediente judicial y me llevé una enorme sorpresa, pues no es la primera vez que cae ahí preso y seguramente tampoco será la última.

En los últimos 20 años el centroamericano ha sido arrestado una decena de ocasiones por diferentes violaciones a la ley, la mayoría de ellas relacionadas con su adicción al licor. Lo han acusado por faltas que van desde intoxicación en la vía pública, hasta de manejar borracho, causar un accidente y darse a la fuga.

Crónica: “Llévenme a mi casa a Tennessee o si no, a la cárcel”: Hasta le ha faltado el respeto a jueces

Crónica casa Tennessee cárcel
Departamento de Policía de Norcross

Una de las tantas veces que el nicaragüense fue arrestado, lo acusaron de hacer mal uso de su pito. Todo indica que estaba pitando despavorido con su auto, lo cual llamó la atención de un policía. Solo pretendía multarlo, pero se lo llevó preso por manejar sin licencia, para colmo…

En esa oportunidad cuando fue a corte, fue irrespetuoso con el juez a cargo de su caso, lo cual agravó su situación. En total, Nestor ha tenido que pagar más de 20 mil dólares en puras infracciones. No sé como le ha hecho, porque no trabajo tiene, pero bueno espero algún día aprenda la lección. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Crónica: Hombre con coronavirus escupe en el rostro a oficial

Hombre con coronavirus escupe en el rostro a oficial
(Photo by John Moore/Getty Images)

A diario los policías arriesgan sus vidas con tantos locos que andan por ahí sueltos, llenos de odio y para colmo armados. Ellos saben perfectamente que cada día puede ser el último de sus vidas y que es demasiado alta la probabilidad de que alguien pueda dispararles de repente, ya sea por venganza o para evitar ser detenido.

Pero lo que nunca se esperan los uniformados es que aparezca un individuo tratando de contagiarlos con alguna enfermedad mortal. Para algo así es para lo que menos los preparan en las Academias de Policía, pues esa posibilidad es casi nula, pero desgraciadamente, todos los nunca se llegan.

A Richard lo arrestaron por infracciones de tránsito: Crónica Hombre coronavirus escupe

A Richard lo arrestaron por infracciones de tránsito
FOTO Archivo MH

El pasado fin de semana las autoridades del condado de Hall (Georgia) intentaron parar a un conductor que se pasó dos semáforos en rojo. Cuando un patrullero de la localidad lo vio, le prendió las luces y sirenas para que se detuviera, pero el chofer hizo todo lo contrario, pues aceleró para escapárseles.

Al final, tras una persecución de más de 80 millas por hora, lograron acorralarlo, pero este en lugar de bajarse del vehículo y entregarse, actuó de manera intimidante como dejando ver que estaba dispuesto a atropellar a cualquiera que intentara esposarlo. De hecho, estuvo a punto de impactar una de las patrullas. Archivado como: Crónica Hombre coronavirus escupe

Con mucho esfuerzo lograron apresarlo

Con mucho esfuerzo lograron apresarlo
Foto referencial: Shutterstock

Estaba tan histérico que tuvieron que intervenir media decena de oficiales para poder aprehenderlo, pero incluso hasta en el momento en que le colocaban las esposas, el conductor se opuso con todas sus fuerzas. Literalmente estaba enfurecido por alguna razón que hasta ahora nadie sabe.

Al final de cuentas, solo le darían un par de multas por las violaciones de tráfico que cometió y que fueron la razón inicial por las cuales el primer patrullero salió tras él. Hasta que lo habían sometido se dieron cuenta de que se trataba de Richard Edward Kane, un estadounidense de 39 años. Archivado como: Crónica Hispano borracho Tennessee

Llegó a la cárcel con una actitud peor: Crónica Hombre coronavirus escupe

Llegó a la cárcel con una actitud peor
FOTO Especial MH

De acuerdo con el reporte oficial, a pesar de que ya estaba oficialmente arrestado, Richard seguía con una actitud amenazante y descargable. Insultó como quiso a todo uniformado que veía cerca y por si eso fuera poco, de repente hizo algo que complicó todavía más su situación legal.

Escupió en el rostro a uno de los custodios y le dijo claramente que le estaba pasando el COVID-19. Tras hacer algunas pruebas, corroboraron que, en efecto, hacía un par de días había sido diagnosticado positivo, así que evidentemente su acción fue con toda la mala intención de contagiarlo, por lo que fue acusado también de asalto agravado. Archivado como: Crónica Hispano borracho Tennessee

¿Estará bien de la cabeza?: Crónica Hombre coronavirus escupe

ahora estará en serio problemas
(AP Foto/Gerald Herbert, Archivo)

Richard fue trasladado a un centro médico para que le efectúen una evaluación psiquiátrica, pues su comportamiento ha dejado muchas dudas en torno a si podría estar mal de su condición mental. Pero mientras tanto, enfrenta cargos estatales por todos los delitos que cometió relacionados con este arresto.

Enfrenta cargos por conducta peligrosa, asalto agravado en perjuicio de un representante de la ley y el orden, tratar de eludir a la policía, resistirse al arresto, obstrucción a la justiciar y causar daños a propiedad gubernamental, entre otros, según los expedientes judiciales, acusaciones por las que fácilmente podría pasar varios años en prisión. Archivado como: Crónica Hispano borracho Tennessee