Crónica: Aunque no lo creas, ‘La Migra’ sí tiene corazón

  • Crónica: Aunque no lo creas, ‘La Migra’ sí tiene corazón
  • Los agentes de ICE muestran su lado humanitario con las familias indocumentadas
  • Laura y Salvador son fieles ejemplo de que los milagros existen y que hasta las mismas autoridades federales tienen compasión

Laura García tuvo una jornada intensa de trabajo. No se aguantaba por llegar a casa y abrazar a dos de sus cuatro pequeños, pues la otra pareja se encuentra de vacaciones en su tierra natal, Honduras.

Para su mala suerte, ese día no llegó a su hogar. Y es que una mujer que al parecer conducía despistada con su celular, le pegó por detrás a su auto.

Ambas conductoras se bajaron para determinar los daños. ‘Laurita’ como le llaman de cariño sus amigas, no contaba con que la otra automovilista iba querer pasarse de lista.

“It was your fault (fue tu culpa)”, fueron las palabras maliciosas de esa pícara. “No, señora, usted fue la que me pegó”, le respondió la centroamericana con su poco inglés.

You have to pay me right now, or I will call 911 (me pagas ahora mismo o llamo al 911)”, le amenazó.

“Por favor, no llame a la policía”, le suplicó la joven madre soltera. Tremendo error. Evidenció su temor. Se delató solita.

De inmediato, la otra conductora supo que ella tenía miedo porque no contaba con documentos legales en este país y que, por lo tanto, sería presa fácil para obtener lucro, a pesar de que legalmente ella era la causante de la colisión.

Sin pensarlo dos veces, la estadounidense tomó su celular y llamó a las autoridades. Cinco minutos después, el peor temor de Laura se hizo realidad.

El patrullero del condado de Gwinnett interrogó a ambos choferes y no tardó en darse cuenta de quién había sido la responsable del choque.

Le dio una multa a la mujer por “following too close (manejar demasiado cerca de otro vehículo)”, pero inmediatamente después se llevó presa a Laura porque no tenía licencia de conducir.

Por más que la hondureña trató de convencer al uniformado para que la soltara diciéndole que sus niños estaban con su niñera, a este no le importó.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+