Crónica: ‘La Migra’ lo arresta por hablar español

Mario Guevara
Actualizado en

A esta gente los ojos se les abrían y las bocas se les cerraban en cuanto él se acercaba.

Después, en un documento, el agente admitió que lo que le llamó la atención es que el grupo “hablara en español y pareciera centroamericano” cuando estaban de compras en una tienda Goodwill en Bangor, Maine.

Y allá se fue Mateo detenido. Su abogado, Ronald Bourget, consiguió que se le removiera un cargo por reingreso a Estados Unidos tras ser deportado, ya que el arresto estaba basado en “discriminación racial”.

El hecho es que Mateo Carmelo Bartolo sí que había sido deportado anteriormente y sí que había vuelto a ingresar de forma ilegal, pero su arresto y el por qué le detuvieron es lo que causó polémica ya que la Corte Suprema de Estados Unidos prohíbe las acciones de la policía basadas en el origen étnico de una persona.

Archivo: Crónica Hablar español 

Una publicación del CBP  explica que “agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos arrestaron a un ciudadano guatemalteco previamente deportado en Bangor. El hombre ahora enfrenta cargos por delitos graves por reingreso ilegal después de la deportación bajo el Código de los Estados Unidos”.

“El historial de inmigración de Carmelo-Bartolo reveló dos deportaciones anteriores que consistieron en una de Laredo, Texas en 2007 y la segunda de Phoenix, Arizona en 2010. En 2013, el sujeto volvió a ingresar ilegalmente a los Estados Unidos a través de un área cerca de Río Bravo, Texas y admitió esto a los agentes”.

“El reingreso después de la deportación es una violación grave de nuestras leyes”, dijo Jason Owens, agente jefe de la Patrulla Fronteriza en Maine. “Identificar y eliminar a aquellos que, a sabiendas y reiteradamente, violan nuestras leyes de inmigración es una de nuestras principales prioridades”.

“Somos, ante todo, servidores públicos. Nuestros agentes tienen el deber para con el público de hacer cumplir las leyes de este país y eso incluye identificar y eliminar a aquellos que no tienen derecho a estar o permanecer en los Estados Unidos “, dijo Owens.

Y sí… pero ese tufillo a discriminación aún queda en el aire. ¿No te parece?

Gracias por leer mi columna de hoy. Te espero en la de mañana, como siempre.

Search

+