Crónica: ‘La Migra’ lo arresta por hablar español

blank
blank

  • Crónica: La Migra lo arresta por hablar español.
  • Mateo Carmelo Bartolo fue arrestado porque los agentes de La Migra le escucharon hablar en español.
  • Aunque después confesó que estaba en Estados Unidos ilegalmente, la causa del arresto fue tachada de “discriminación racial”.

Mateo miró entre las latas de los estantes más bajos. Allí solían estar los productos más baratos y de calidad parecida.

Desde que llegó a Estados Unidos, le encantaba ir al supermercado con la familia y ver todo lo que era posible comprar. Aún así, tenía que tener cuidado con los gastos. Era difícil mantenerlos a todos.

centro de detención Arizona, cronica hablar español

Foto: Archivo

El jueves fueron varios a hacer la compra. Estaban dispersos aquí y allá mirando ofertas. Se escuchaban sus conversaciones y sus risas.

Mateo sonrió. Siempre tenían miedo de que ‘La Migra’ apareciera y descubriera su falta de papeles. Pero el miedo era algo con lo que habían aprendido a vivir.

Cierto que, cuando anunciaban redadas, todos se quedaban adentro de la casa hasta que les parecía que volvía la calma. Pero, de momento, era imposible hacer los papeles… y volver a Guatemala era algo que no quería ni considerar.

“Mejor escondidos que volver”, solía decir en la mesa cuando salía el tema.

Ese jueves estaban con la guardia baja, querían llevar a casa lo necesario para el fin de semana y algunas golosinas.

“Mire, ¡encontré oferta de mantequilla de maní!”, gritó uno de los suyos desde atrás de una góndola.

Estaban alborotados, ruidosos, relajados.

Al salir de la tienda, Mateo vio su reflejo y el de su familia en la vidriera. No se podía negar que eran hispanos. Sonrió orgulloso.

Le gustaba el color dorado de su piel, los ojos brillantes y negros, la sonrisa blanca y franca. ¡Sí que eran agraciados! Lástima que esa misma belleza hiciera que, a veces, se sientieran discriminados.

Pero bueno… eran lo que eran y estaban felices así.

Entonces, en medio de una broma familiar en español, vio con el rabillo del ojo al agente de ‘La Migra’.

“Su documento, señor”.

El agente no sonreía para nada. Su familia tampoco. Se hizo el silencio en lo que momentos antes era un jolgorio.

Mateo empezó a sudar frío. Ya sabía lo que venía porque conocía la ley y no, no tenía papeles.

El agente de la patrulla también había escuchado al grupo al pasar. Hablaban español, bromeaban y, evidentemente, eran centroamericanos.

Supo que tenía una presa en el momento en que se acercó al grupo.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank