Crónica: La diabetes es mejor que el ICE

Crónica: La diabetes es mejor que el ICE

Los reclusos. Él era un recluso. Un recluso de leyes tan absurdas que lo iban a hacer morir en una celda, enfermo y solo cuando jamás había causado daño en su vida.

Se le apagaba la vida. Y entonces sucedió.

Entraron y le dijeron que podía vestirse con su ropa de civil. Casi tuvieron que ayudarle. Se sentía mareado, ya había vomitado sangre y tenía varias heridas abiertas que no cerraban a causa de su diabetes. Pero estaba vivo.

Lo habían liberado por razones humanitarias. El Estado reconocía que no le habían dado buenos cuidados médicos. Esta vez, su diabetes estaba de su lado.

Salió tambaleante de la cárcel, directo a los brazos de su familia. De allí al hospital. Necesitaba cuidados de emergencia. Su estadía de 18 meses en prisión a recaudo del ICE casi lo había aniquilado.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+