Crónica: “inmigración ilegal”, la mejor prueba para un cristiano

  • Crónica: “inmigración ilegal” la mejor prueba para un cristiano.
  • Juran amar a Dios a su prójimo, pero repudian al inmigrante indocumentado.
  • ¿Qué dice la Biblia con respecto a los inmigrantes? Al parecer muchos religiosos modernos ignoran esto.

Muchas figuras públicas dan esta recomendación: ‘De religión, deporte y política no hables, a menos que quieras ganarte enemigos”.

Podrían tener razón, sin embargo, aunque a mucha gente no le gusta a veces toca hablar de estos temas en especial cuando uno escucha unas sandeces.

En una emisora de formato cristiano de Georgia se encontraba un pastor orando por la ciudad de Atlanta.

De repente se le ocurrió abrir las líneas telefónicas para dar espacio a los radioescuchas a que hicieran sus peticiones.

Esa tarde yo iba conduciendo a mi casa después de una agotadora jornada laboral. Un par de personas llamaron al líder religioso para pedir oración por salud y trabajo, necesidades que me parecieron completamente normales.

De repente, entró una tercera llamada que atrajo mi atención de inmediato.

“Pastor, quiero que por favor ore por mi hermano que está en la frontera con México tratando de cruzar. Tenemos 15 años de no vernos y viene huyendo de las maras en El Salvador…”.

“Cuente con ello, hermana. Ahora mismo lo ponemos en las manos de nuestro Señor todopoderoso…”.

El clamor del ministro me dejó sin palabras: “Padre, tú que todo lo puedes, te pido que le ayudes a ese varón para que pueda llegar aquí y reunirse con sus seres queridos. Pon un velo sobre los ojos de las autoridades de inmigración para que no puedan verlo cuando esté pasando. Todo esto te lo pido en el nombre de Jesús, amén”.

Había escuchado de ídolos como ‘La Santa Muerte’ y Jesús Valverde, entre otros, a los cuales la gente les pide protección cuando están a punto de ejecutar alguna acción incluso ilegal.

Crónica inmigración ilegal cristiano

Llevo años asistiendo a iglesias cristianas de diversas denominaciones y nunca había escuchado una oración como la que hizo ese pastor, por lo que me puso a pensar en algo: ¿será que Dios responderá su petición?

Y es que los que conocemos algo de la Biblia, sabemos que Dios manda en todo momento a sus hijos a someterse a toda autoridad y respetar las leyes terrenales.

Entonces, ¿podría permitir Dios que alguien viole las reglas que un gobierno democrático ha impuesto para la seguridad de su nación? Yo creo que no.

La oración correcta tendría que haber sido implorando al Creador para que le resguardara la vida a ese muchacho en el desierto o en el río Bravo, pues todos sabemos los grandes riesgos que cruzarlos implica.

La pregunta del millón sería entonces: ¿Qué opina Dios de la inmigración ilegal? Sé que este es un tema complicado y polémico que seguramente atraerá críticas, pero de todas maneras diré lo que siento.

No soy teólogo, pero trataré de exponer mi punto de vista de forma objetiva y basada en las mismas Santas Escrituras en las que creemos la mayoría.

Para comenzar, me gustaría explicar lo que pienso sobre un extranjero que se lance a buscar nuevos horizontes sin tener los documentos requeridos para el viaje.

Si lo va a hacer porque está agobiado por la miseria, bien puede. Y es que en el Antiguo Testamento el pueblo de Israel tuvo que emigrar en múltiples ocasiones en busca de alimentos.

La historia que más me gusta es la de que cuenta como Jacob mandó a sus 10 hijos a Egipto a buscar comida cuando en su tierra había escasez. Al final todos terminaron mudándose y vivieron felices por muchas décadas.

Y si un foráneo quiere viajar para buscar seguridad cuando corre peligro de muerte, ¿se vale que lo haga sin papeles?

A mi criterio, claro que sí. La vida es lo más preciado que tenemos y debemos luchar por preservarla. Si alguien que es perseguido o amenazado se pone a esperar a que le salgan los permisos para emigrar legalmente, lo más seguro es que lo matarán mientras espera sentado.

En el Nuevo Testamento, hay otro caso que ilustra mucho el tema de la inmigración ilegal.

El rey Herodes mandó a asesinar a todos los niños menores de dos años en un intento por prevenir la llegada del Mesías. José y María, padres terrenales de Jesucristo, el Dios hecho carne, fueron advertidos por un ángel y esa misma noche lograron huir también a Egipto en busca de seguridad.

En ese entonces, Jesús era solo un inocente e indefenso recién nacido. No se vuelve a saber de él en la Biblia hasta que tenía unos 12 años, por lo que es casi seguro que su viaje a la tierra de las pirámides no fue corta.

¡Vaya sorpresa! Jesucristo, sus padres y sus hermanos vivieron indocumentados en otro país.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+