Crónica: ICE detiene familia británica por pisar la frontera

  • Crónica: ICE detiene familia británica por pisar la frontera
  • No solo son los hispanos los que están en la mira del ICE, una familia británica con 3 bebés también fue detenida y deportada.
  • Cruzaron la frontera en Vancouver para evitar atropellar a un animal… y terminaron detenidos por la Migra y deportados.

No es que nosotros, los hispanos, contemos las historias de detención del ICE de forma exagerada porque nos tocan… es que son así.

Y si no, mira la historia que te voy a contar, para que se la compartas a quien no te crea en tu próxima discusión sobre inmigración.

El tema de la inmigración es sensible aquí y en muchos otros puntos de la Tierra, lo que me parece que sucede es que esta política de Trump está un poco… digamos… excedida.

Te cuento lo que pasó.

David y Eileeen son un matrimonio joven de Gran Bretaña. Tienen un hijito de 3 meses. Siempre habían querido conocer Canadá, así que armaron unas vacaciones familiares con el primo de David, Michael, la esposa de este, Grace y las gemelas de dos años que tienen.

Imagina, unas vacaciones con 3 bebés. Pero tenían ganas de disfrutar los paisajes de Canadá y se lanzaron a la aventura.

En una de sus salidas por Vancouver, Michael manejaba la van cuando algo se cruzó en su camino. Un animal que no pudieron ver muy bien pero que ponía en riesgo de accidente a todos.

Así que pegó un volantazo y se salió del camino que estaban siguiendo.

“¿Qué demonios fue eso, Michael?”, David se sujetaba del cinturón de seguridad para volver a equilibrarse en su asiento.

Las chicas, Eileen y Grace, gritaban y abrazaban a sus bebés instintivamente.

Los bebés lloraban por el susto.

Michael los calmó a todos. “Tranquilos, estamos bien, no va a pasar nada… ¿Están todos bien allá atrás?” Mientras, intentaba ver por dónde se habían metido, parecía una zanja y trataba de volver a la carretera principal.

El agente de la Patrulla Fronteriza vio como un vehículo cruzaba la frontera entre Canadá y Estados Unidos a través del sistema de videovigilancia.

El auto circulaba por la Avenida 0 en la Columbia Británica y, de pronto, giró hacia el sur e ingresó sin permiso oficial a la parte estadounidense de la frontera.

Se le abrieron los ojos cuando vio que, en vez de regresar, el vehículo seguía camino a Boundray Road, en Lynden (Washington).

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+