Crónica: Hispano atacó a policía con un par de bayonetas

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto: Policía de Tucson / Video: MH
  • Crónica: Hispano atacó a policía con un par de bayonetas.
  • El oficial, también latino, respondió con su arma de fuego.
  • James Nicolás Pacheco acabó gravemente herido en el hospital.

Atacar o intentar agredir a un representante de la ley es uno de los peores delitos que alguien puede cometer en Estados Unidos. Y es que automáticamente le pueden caer al agresor varios años en prisión e incluso, cuando el oficial pierde la vida, hasta la pena de muerte. Y en esta crónica les cuento cómo un hispano atacó a un policía con un par de bayonetas.

Parece que muchas personas desconocen esto o que simplemente les vale. Tal es el caso del hispano James Nicolás Pacheco, de 37 años, quien era buscado por haber secuestrado y violado a una persona en el estado de Arizona y quien, al verse acorralado, se quiso pasar de listo y atacó a un policía.

El oficial Daniel García lo abordó

Al sistema de emergencia 911 entró una llamada alertando sobre la presencia del sospechoso en un vecindario de la ciudad de Tucson. La fuente reportó que el fugitivo se encontraba en la zona acompañado de una mujer, por lo que varias patrullas fueron enviadas al lugar para investigar.

El primero el llegar fue el agente Daniel García, un veterano de la policía de Tucson con seis años de experiencia. El oficial rápidamente visualizó al sospechoso. De hecho, ambos se vieron, así es que para evitar que fuese a intentar huir, decidió abordarlo en el acto.

Corrió para evitar ser capturado

Hispano atacó a policía

Pacheco no se quedó de brazos cruzados al ver que ya lo tenían en la mira y se echó a correr rumbo a un área desolada. El agente García lo persiguió a pie, al mismo tiempo que informaba a sus compañeros sobre cada movimiento que ambos hacían en dicha persecución.

Luego de varios minutos de carrera, Pacheco se detuvo. Levantó sus manos como si planease entregarse, pero en realidad tenía algo más en mente. Por suerte, el buen olfato y entrenamiento del oficial García no le hizo que bajara la guardia, de lo contrario a lo mejor no estaría vivo para contarlo.

De repente, sacó dos filosas bayonetas y atacó a un policía

Hispano atacó a policía

De repente, Pacheco sacó de la nada dos filosas bayonetas y se abalanzó sobre el uniformado y no con intenciones de saludarlo ni abrazarlo obviamente. Planeaba atacarlo con esas armas blancas, con las que, sin duda alguna, de haberlo alcanzado, fácilmente pudo matarlo en el acto.

Afortunadamente no fue así, pues García, quien ya tenía su pistola en sus manos apuntándole, tal como lo mandan los protocolos de seguridad, abrió fuego en el acto y la bala certeramente dio en el blanco. Pacheco fue baleado, aunque no letalmente, y acabó hospitalizado de emergencia.

Enfrentará todo el peso de la justicia porque atacó a un policía

Hispano atacó a policía

Pacheco fue ingresado en un hospital cercano con varias heridas de gravedad, pero se cree que sobrevivirá y entonces, pagará por todo lo malo que ha hecho, aseguraron las autoridades locales. Planean esperar que se recupere para acusarlo formalmente.

La policía ha dicho que le presentará cargos por secuestro, violación sexual y asalto agravado en perjuicio de un agente de la ley. La mujer que lo acompañaba al momento del violento incidente no fue arrestada, ya que servirá como testigo para la causa, informaron las fuentes policiales, aunque aclararon que eso podría cambiar, ya que la pesquisa aún sigue abierta.

Pacheco no ha sido el único osado en enfrentarse a policías

Hispano atacó a policía

Acá en Georgia también hemos tenido casos muy sonados en que miembros de nuestra comunidad tomaron la mala decisión de enfrentarse con agentes de la ley y el orden, pero obviamente perdieron y terminaron llevándose la peor parte.

Apenas esta semana la policía del condado de Gwinnett arrestó nuevamente a Kelvin Feliciano Morales, de 30 años, quien ha estado preso una docena de veces por diferentes cargos desde que cumplió la mayoría de edad. Prácticamente ha sido detenido una vez por cada año que cumplía.

Siempre ha terminado apaleado

Morales ha sido muy “valiente” al querer agarrarse a puños con los uniformados, pero siempre ha perdido. Cuando lo arrestaron el pasado 10 de abril, acabó con el ojo izquierdo lesionado y cuando cayó el 20 de febrero de este año, con el ojo derecho herido y hasta moretones en la frente.

Pero parece ser que ni siquiera por las malas entiende. Esperemos que cuando recupere su libertad sí escarmiente y decida no volver a pisar una fría celda nunca más en su vida. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Regresar al Inicio