Crónica: Grabó su nombre con un cuchillo en la frente de su novia

  • Crónica: Grabó su nombre con un cuchillo en la frente de su novia.
  • Un hombre de Texas fue acusado después de supuestamente grabar su nombre en la frente de su novia con un cuchillo.
  • Catalina Mireles, la víctima, le dijo a la policía que pensó que iba a ser asesinada durante el ataque.

La policía de San Antonio (Texas) arrestó a Jackub Jackson Hildreth en un complejo de apartamentos en el lado noroeste de San Antonio, Texas, porque el tipo grabó su nombre en la frente de su novia con un cuchillo. 

Así, como lo lees. No sucedió ayer, pasó hace unos días, pero esta historia es tan truculenta que dejé pasar un tiempo antes de contarte.

Catalina Mireles estaba harta de Jackub. Era posesivo, violento y ya no la hacía feliz… más bien la hacía muy infeliz.

Así que le dijo que no quería seguir la relación.

Facebook: Catalina Mireles

“Ya no quiero más, Jackub”, le dijo mirándolo a los ojos.

“¿Cómo que ya no quieres más?”, reaccionó él alzando la voz. Se estaba poniendo nervioso. Perdía los estribos con facilidad.

“Ya no te amo. Quiero dejarlo. Ya está”, dijo Catalina.

Se enroscaba las puntas de su largo cabello castaño entre los dedos. Estaba asustada. Su novio era impredecible.

Todavía sentía frío en la espalda cuando recordaba el día en que él llegó sonriendo torvamente con una venda pegada en la frente.

“¿Qué te ha pasado, qué tienes ahí?”, le había preguntado ella.

“Es una prueba de mi amor. Esto es para siempre, Cata. Quiero que el mundo sepa que soy tuyo y tú eres mía”

Crónica: Grabó su nombre con un cuchillo en la frente de su novia

Policía de Bexar

Entonces se sacó la venda y Catalina pudo ver que se había tatuado ¡su nombre en la frente!

Supo que Jackub no estaba bien de la cabeza. Y le dio miedo. Sentía que ahora estaba presa de un compromiso que no había pedido. ¡Por Dios, el muchacho llevaba su nombre en la cara!

Temió lo peor, en algún momento, él la iba a pedir un acto igual, recíproco. Y desde luego, Cata no pensaba tatuarse el nombre de él, ni de ningún otro, en ningún lado… menos en la cara.

Así que tenía que ir viendo cómo cortaba la relación con cuidado para que no se enojara.

Y así había llegado el momento de decirle que “no más”.

Pero Jackub Jackson Hildreth reaccionó de la forma más violenta ese día.

“¿Cómo m… me vas a dejar si yo llevo tu nombre tatuado?”

“Vete, Jackub, por favor, vete”

“¡¡Tienes que seguir conmigo, p…, tienes que estar conmigo para siempre!”

Y comenzó a sacudirla. Los ojos azules de Jackub se nublaron de ira ciega y la golpeó mientras seguía pidiendo que no lo abandonara.

Cata gritaba y lloraba, entonces él la agarró del cuello y la sujetó con fuerza con una mano. Ella pensó que la iba a estrangular y sintió terror cuando vio que sacaba un cuchillo de su chaqueta.

“¡¡Nooooo, por favor, noooo!!”, aullaba la pobre chica.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+