Crónica: Gilbert Valenzuela es acusado de matar a su padrastro a balazos

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Crónica: Gilbert Valenzuela es acusado de matar a su padrastro a balazos
Foto: Departamento de Policía de Houston / Video: MH
  • Gilbert Valenzuela está acusado de haber matado a su padrastro Teodoro Guardiola a balazos en Texas
  • La madre de Valenzuela, y esposa del hoy occiso, presenció el crimen que comenzó con una discusión familiar
  • El Departamento de Policía de Houston busca a Valenzuela y lo considera armado, violento y peligroso

Gilbert Valenzuela es buscado en Houston, Texas, por estar acusado del asesinato de su padrastro Teodoro Guardiola a balazos.

Valenzuela, de 31 años, es buscado por la División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) por un incidente que ha enlutado a una familia hispana en los días previos a la Navidad.

La testigo del crimen fue la madre del presunto asesino y esposa de la víctima, quien tuvo que declarar ante las autoridades cómo sucedieron los hechos.

Por respeto a la privacidad de la mujer, su nombre no se revelará y sólo se le identificará en esta historia por medio de sus iniciales M.G. El móvil del crimen fue una discusión familiar que se salió de control.

La crónica que usted está a punto de leer contiene detalles que aparecen en la investigación de los agentes de la División de Homicidios del HPD y a los cuales MundoHispánico en Texas tuvo acceso.

El gélido sábado 12 de diciembre de 2020, M.G. recibió una llamada de su hijo Gilbert Valenzuela, quien le pedía verla en algún lugar, pues el muchacho necesitaba unos documentos porque iba a hacer un viaje.

Valenzuela le dijo a su madre que pensaba ir a Corpus Christi, en el sureste de Texas, y necesitaba que le diera su certificado de nacimiento y su tarjeta de seguridad social.

El muchacho y su madre acordaron encontrarse en la casa de la abuela materna del joven, una vivienda ubicada en la calle Boyle Street y Bronwood Street, en el este del área metropolitana de Houston.

Gilbert Valenzuela, de 31 años, tiene una orden de arresto por ser el presunto asesino de su padrastro a balazos en medio de una discusión familiar. (FOTO Departamento de Policía de Houston)

La dirección exacta de la casa de la abuela no será revelada para proteger la identidad de la anciana.

Gilbert Valenzuela es buscado en Houston, Texas, acusado del asesinato de su padrastro Teodoro Guardiola a balazos.

El muchacho llegó a la casa de la abuela alrededor de las 5:00 de la tarde y M.G., acompañada de su esposo Teodoro Guardiola, llegaron poco después.

Sin embargo, el encuentro entre madre e hijo no fue feliz, ya que la mujer le dijo al muchacho que no traía consigo los documentos porque no había tenido tiempo de recogerlos.

Entonces el muchacho estalló furioso y comenzó a insultar y gritarle a su madre. La mujer declaró posteriormente que su hijo desde muy joven siempre ha tenido problemas para controlar su ira.

Con mucha preocupación, M.G. notó que su hijo llevaba una pistola fajada a la cintura entre el pantalón y la camiseta, lo cual asustó a la mujer.

Entonces las cosas se salieron de control, porque Gilbert Valenzuela amenazó con matar a su madre porque no le había llevado los documentos que necesitaba y sacó la pistola amenazándola.

La mujer, muy asustada, le dijo al muchacho que se calmara y que fueran a recoger lo que necesitaba, pero que se quedara tranquilo. Ante el miedo de que su propio hijo la pudiera lastimar, M.G. salió corriendo de la casa.

En un carro, estacionado afuera, estaba Teodoro Guardiola esperando a que su esposa terminara su asunto con su hijo. Sin embargo, el hombre saltó afuera del auto cuando vio a Gilbert Valenzuela armado detrás de su asustada progenitora.

Guardiola confrontó a Valenzuela y le dijo que se controlara, ya que estaba exagerando todo por algo que se podía resolver sin problemas. Incluso lo llamó ‘Bolo’, su apodo desde niño, diciéndole que pusiera su vida en orden y dejara de asustar a su madre.

Teodoro Guardiola le dijo a su mujer que se volviera a subier al carro, ya que se iban a ir porque Gilbert Valenzuela estaba incontrolable. El hombre volvió a sentarse al frente del volante y esperó a que su mujer volviera al auto.

Sin embargo, totalmente colérico Gilbert Valenzuela se aproximó al auto por el lado del pasajero y, aprovechando que el vidrio de la puerta estaba abajo, metió el brazo con el arma y descargó varios tiros directo al pecho de su padrastro.

M.G. testificó a los agentes de la División de Homicidios del HPD que estaba tan cerca que alcanzó a ver claramente lo que hacía el muchacho y le gritó que llamaría a la policía, a lo que Valenzuela le dijo, luego de disparar, que no le importaba.

Un hermano de M.G., que estaba adentro de la casa con la abuela, al escuchar los disparos se asomó por una ventana y vio a Gilbert Valenzuela gritarle a su madre y luego salir corriendo perdiéndose por el vecindario.

El hombre entonces llamó al número de emergencias para reportar el tiroteo, mientras que afuera de la casa M.G. estaba totalmente conmocionada por el asesinato de su esposo presuntamente a manos de su hijo.

Los primeros patrulleros que llegaron al lugar pidieron que los paramédicos del Departamento de Bomberos de Houston (HFD, por sus siglas en inglés) trasladaran a Guardiola al Ben Taub Hospital, en donde murió a las 6:48 de la tarde.

Pese a estar totalmente conmocionada, la mujer pudo declarar ante los agentes de la División de Homicidios del HPD cómo sucedieron los hechos en los que quedó viuda y con su hijo fugitivo por homicidio.

Gilbert Valenzuela, quien tiene antecedentes por robo armado, está acusado ahora de homicidio ante la juez Nikita V. Harmon de la Corte Criminal 176 de Distrito en el Condado de Harris. El HPD lo considera armado, peligroso y de carácter violento.