Crónica: “Hay que exterminar a los inmigrantes detenidos”

  • Crónica: “Hay que exterminar a los inmigrantes detenidos”.
  • El bombero estadounidense está en el ojo del huracán tras proponer un genocidio masivo.
  • La comunidad latina está conmocionada por las palabras del “servidor público” que sacó a relucir sus sentimientos más oscuros que hay en su corazón.

La propuesta de un bombero estadounidense para remediar el problema de la inmigración ilegal me ha dejado perplejo: quiere que haya un genocidio moderno.

A Caleb Folwell al parecer le atrae la idea de que haya un nuevo Holocausto y sugiere que esta vez las personas ejecutadas sean todas aquellas que se atreven a ingresar a EE.UU. ilegalmente.

Pero aún falta más: el rescatista del condado de Chatham (Carolina del Norte), que un día juró que serviría a todos por igual, aún a costa de su propia vida, quiere que esas ejecuciones masivas sean transmitidas en vivo.

Folwell le sugirió a uno de sus contactos en Facebook que los inmigrantes que están detenidos en las cárceles del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) deberían ser exterminados y que dicha ejecución tendría que ser transmitida en la televisión mexicana.

El bombero sostuvo un debate con una persona que en las redes sociales aparece como Laura Burns, sobre los miles de niños y adultos bajo custodia del ICE en diversos centros de detención.

“En lo personal pienso que deben exterminar a todos los detenidos ahora mismo y transmitirlos en la televisión nacional de México para enviarles un mensaje de que si cruzan ilegalmente van a morir”, escribió Folwell.

Burns trató en vano de persuadir al sujeto sobre su error, pero este en ningún momento se retractó, sino que, por el contrario, defendió su postura con múltiples explicaciones.

“Simplemente pensamos que los niños inmigrantes detenidos en campos de concentración merecen un cepillo de dientes y un lugar donde dormir, que no sea un piso de concreto frío”, le indicó Burns.

Ante ello, Folwell contestó: “No tengo idea de qué diablos estás hablando. No son retenidos en un campo de concentración, están recluidos en centros de detención que han existido por mucho tiempo, desde los 8 años de Obama y a nadie le importó…”.

Las palabras del bombero no le parecieron nada graciosas a Burns, quien se quejó de inmediato con el Departamento de Bomberos sobre los comentarios de su empleado.

“Acabo de hablar con el Departamento de Bomberos de (la ciudad de) Julian sobre el comentario asquerosamente racistas de su empleado acerca de pedir genocidios masivos de inmigrantes indocumentados detenidos (en su mayoría niños) y lo defendieron alegando que no ven nada malo con él”, expuso la frustrada mujer.

Crónica: exterminar inmigrantes detenidos

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+