Crónica: “Estoy huyendo de la policía porque me acusaron falsamente”

  • Crónica: “Estoy huyendo de la policía porque me acusaron falsamente”.
  • Josué Portillo rompe el silencio y quiere entregarse a la policía.
  • El hondureño asegura tener pruebas de que todo fue un invento de su suegra para “conseguir papeles”.

Dicen que toda historia tiene dos lados y hoy quiero exponerles el de un muchacho hispano que ahora mismo está huyendo de la justicia estadounidense.

La semana pasada las redes sociales se saturaron con las fotos de dos gemelos y su madre, quienes, según la policía de la ciudad de Powder Springs (Georgia), habían sido secuestrados a punta de cuchillo.

Las autoridades informaron de que Yajaira Ramírez y sus niños, Scarlet y Kael Lira, de dos años, estaban en grave peligro tras haber sido raptados por Josué Armando Portillo, la pareja de la mujer y el padre de los dos menores.

Todos los medios locales de comunicación corrimos a publicar las imágenes con la esperanza de que nada malo fuera a pasarle a esas inocentes criaturas y a su madre.

El sujeto fue descrito como armado y peligroso y hasta se dijo que era violento.

Se suponía que el secuestrador se los llevaba en contra su voluntad hacia California, por lo que la voz se regó a los estados aledaños.

Sin embargo, apenas unas horas habían pasado de esas publicaciones cuando las autoridades volvieron a contactar a los medios, esta vez con buenas noticias.

Se nos informó de que los pequeños y su mamá ya estaban a salvo tras haberse logrado separar de su secuestrador, llegar hasta un lugar público y haber contactado a la policía de la localidad de Hardeeville, en el condado de Jasper (Carolina del Sur).

Los tres regresaron ese mismo día a su hogar en Georgia, mientras que el sospechoso literalmente se desapareció del mapa, pues sabía de qué estaba en gravísimos problemas legales.

El hondureño trató de mantener un perfil muy bajo y esperar a que las aguas se calmaran, pero ya está desesperado de sentirse como un peligroso fugitivo, por lo que decidió contactarme para exponer su versión sobre lo ocurrido ese día.

De acuerdo con Portillo, la noche del 13 de octubre su mujer salió de casa a una fiesta con amigos y regresó hasta tarde, por lo que ambos se vieron envueltos en una acalorada discusión.

El joven asegura que el altercado se tornó violento porque ambos comenzaron a romper cosas en el apartamento y fue entonces que él decidió que era hora de separarse, pero eso sí, que se llevaría a sus hijos consigo.

Archivada como: Estoy huyendo de policía

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+