Crónica: En el aeropuerto las reglas son completamente distintas

  • Crónica: En el aeropuerto las reglas son completamente distintas
  • Hay ciertas comidas y objetos que ni se nos ocurra tratar de meter al país
  • Legalmente, tener una visa no da automáticamente el derecho de entrar a Estados Unidos y cualquier agente de aduanas tiene la potestad de negarle ese privilegio y revocar el permiso

¿A cuántos nos gusta que le traigan cosas típicas de nuestros países? Creo que a todos… O por lo menos a la mayoría. Pero cuidado, porque en Estados Unidos la situación está cada vez más candente. Las reglas en el aeropuerto son diferentes.

Hace unos días supe de un caso que atrajo mi atención en gran manera. Una dama venía de El Salvador y traía en su equipaje de mano un par de garrobos fritos.

Por si no sabes lo que es eso, el garrobo es el macho de la iguana y en mi país se come, a pesar de que el Estado hace años prohibió su caza debido a que es un animal en peligro de extinción.

Pese a ello, no sé cómo, esta señora se las ingenió y logró burlar la aduana de su país pasándolas envueltas en papel aluminio.

Sin embargo, no contaba con que en al llegar al aeropuerto internacional de Atlanta (Georgia) sería descubierta y que eso la pondría entre la espada y la pared.

Y es que María, como le llamaré para no repetir tanto los sinónimos de mujer, fue encerrada en una habitación y sometida a un interrogatorio de más de una hora.

Al final, a la salvadoreña le fue muy mal, porque no solo le confiscaron buena parte de la comida que traía, incluidos los garrobos, sino que también le negaron el ingreso a Estados Unidos.

Sí, así como lo lees. Tras pasar la noche encerrada en ese pequeño “cuartito” vigilada por un agente federal, al día siguiente fue montada en un avión de regreso a su tierra natal y con su visa de turista revocada.

Creo que María aprendió la lección, aunque seguramente para ella ya es demasiado tarde, pues para que la Embajada de Estados Unidos en El Salvador le vuelva a emitir una visa, será como el título de aquella película: misión imposible.

Hubiera querido verles la cara a los oficiales de la unidad de Control y Protección Fronteriza (CBP) observando detenidamente ese reptil cocinado.

Solo a ella se le ocurrió pensar que con esa tecnología que tienen en los aeropuertos estadounidenses para combatir el terrorismo, no notarían lo que venía oculto entre el aluminio.

Si tienen hasta máquina de rayos X, donde literalmente pueden hasta verle los órganos genitales a los viajeros. Imagínese…

Meternos en el equipaje de carga tampoco es buena idea, porque de igual manera, aunque uno no ve, pero también someten las maletas a todo tipo de pruebas y a perros expertos en detectar drogas, armas y explosivos. Y supongo que también cosas raras, como el “alimento” del que estoy hablando en esta oportunidad.

Crónica aeropuerto reglas distintas

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+